Desaparecer a los inspectores

oct 2018

La idea de terminar con la corrupción desapareciendo a los inspectores es muy simple para un problema que es mucho más complejo.

Es ingenuo creer que por confiar en la gente, esta se va a portar bien. Si el problema se redujera a uno de falta de confianza, antes de confiar en la gente se debe penalizar la mentira. No es lo mismo la mentira aquí que en USA. Allá les ha costado el puesto a dos presidentes. Y aquí es tan aceptable mentir, que hasta el ex presidente “Fanfarrón” cuando le preguntaron la razón por la que había mentido, contesto con todo cinismo que si no hubiera mentido no hubiera llegado a la presidencia. Y no pasó nada ni nadie se molestó.

Por eso antes de confiar en nadie se debe penalizar fuertemente y estigmatizar socialmente la mentira y a todos los delitos que la implican. En un país de mentirosos donde mentir es aceptable y no tiene consecuencias legales ni sociales no se puede confiar en la palabra de nadie. Empezando por los políticos, en el terreno público no existen las mentiras blancas.

En los giros comerciales van a proliferar los kilos de 800 gramos y los metros de 90 centímetros. Y otra prueba de la complicidad o inutilidad de los inspectores, son los litros incompletos de las gasolineras. De las que ya estamos acostumbrados a las reiteradas e infructuosas promesas de que «ahora si» los van a meter en cintura. Y el de las gasolineras es un impune fraude millonario.

En otro orden de ideas, es claro e indudable que existe una gran corrupción entre los inspectores de todas las ramas del gobierno. En vez de que su actuación sirva para encarrilar las actividades por el camino más conveniente para la sociedad y el bien común, los inspectores buscan cualquier pretexto que no cumpla con la normatividad, que es la referencia para dimensionar el tamaño de la mordida. Lo que significa que mientras menos se cumpla con las normas, mayor sea el monto de la extorsión. De donde se puede calcular el punto donde se cruzan las graficas del costo de cumplir la normatividad con la de pagar por no hacerlo. Lo que sitúa el costo mínimo, que es la elección más económica, porque los inspectores se encargan de que siempre se tenga que pagar algo.

El problema es tan añejo y esta tan arraigado que su inercia tiene una fuerza considerable que debe tomarse en cuenta y conocer sus alcances, implicaciones y raíces. Por un lado la mayoría de los ciudadanos que deberían de cumplir una normatividad en el desarrollo de sus actividades, ni siquiera conoce dicha normatividad. Y no interesan las normas, porque no tiene sentido hacerlo. Porque de una forma u otra, los “servidores públicos” van a buscar la forma de cobrar una “cuota” por abajo de la mesa. Por lo que la experiencia enseña que en vez de perder el tiempo y esfuerzo haciéndole al cuento intentando cumplir la normatividad, es preferible dejarse de rodeos y hablar claro poniendo las cartas sobre la mesa, para arreglarse con los servidores públicos a los que les corresponde cuidar “el cumplimiento” de la ley.

Un fuerte componente de la inercia, es que las burocracias cuentan con esos ingresos extras. Una gran cantidad de “servidores públicos” no “trabaja” por el sueldo nominal, sino por los ingresos extras, que normalmente son mucho más jugosos, que los oficiales. Y esos ingresos extras ya se encuentran perfectamente determinados y repartidos. En un acomodo en el que el inspector no es el que se queda con el dinero, sino solo el que lo recolecta. La punta del iceberg.

Cuando anduve de contratista de obra en la Delegación Cuauhtemoc, en el comedero alternaba con unos inspectores de vía pública. Y en una ocasión vacilando con ellos, les dije que si me prestaban su “charola”, que yo en medio día juntaría el doble que ellos y que con eso los iba a invitar a almorzar en el “Tijuana” en vez de en una fonda rascuache.

De lo que se rieron y me aclararon que eso no era posible, por varias razones. La primera es que toda la vía pública ya está perfectamente medida, fraccionada, valuada y contabilizada. Por lo que toda la labor del inspector se reduce a recolectar la cantidad de dinero que ya está perfectamente determinada. El inspector no puede recolectar más ni tampoco menos.

Ellos también me aclararon que tampoco se quedan con lo que recolectan, ya que todo lo tienen que “pasar para arriba” y dependiendo de varias cosas, a veces algo le regresan. Lo suyo, lo que les toca, se lo tienen que regresar “de arriba”. El inspector no puede “tomar su parte” ni subir las cuotas. Porque según me explicaron, si ellos se quedan con algo, al entregar cuentas les preguntan por lo faltante y si culpan a alguien que no pagó. En ese momento, mandan a la camioneta a “levantar” al moroso con todo y su puesto y mercancía. Y al llegar el “moroso” a la Delegación va a protestar y al aclararle que lo levantaron por no pagar, él va a contestar que si pagó y que le dio su cuota completa al que dice que no la recibió. Lo que le revierte el problema al inspector.

Tampoco puede aumentar las cuotas, porque todo esta ya perfectamente determinado, establecido y acordado. El tamaño y forma del espacio por el que se paga, el monto que se debe pagar el día y hora en la que se debe pagar. Por lo que si al “inspector” se le ocurre incrementar la más minima cantidad a la cuota. Las victimas van a protestar porque se les quiera cobrar más de lo acordado. Con lo que es otra forma en la que al final el problema se le revierte al eslabón más débil, el inspector.

Los inspectores son la parte visible pero la menos importante y culpable del problema. El núcleo de la corrupción se aloja escondido en el interior de las instituciones públicas. Donde constituyen verdaderas mafias de crimen organizado dedicadas a administrar como negocio particular los mismos asuntos públicos que en teoría, deben controlar y regular. Lo opuesto para los que la sociedad los contrato y les paga

Catervas de perniciosos “servidores públicos”, que ocasionan un daño doble, ya que por un lado cobran cuotas que son una forma de impuestos que nunca ingresan a las arcas públicas. Que es una manera de robar recursos a la sociedad y desorganizar el orden social. Recursos que se los apropian lacras sociales que perjudican a la sociedad, en vez de que se destinen a obras y servicios que beneficien a la sociedad. Nadie de la informalidad deja de pagar una extorsión o especie de impuesto que no ingresa a las arcas públicas. Esta intermediación y escamoteo de recursos es un procedimiento normal de una mafia y es crimen organizado.

Toda mafia implica complicidad de los servidores públicos que deben controlar una actividad lucrativa y en muchas actividades toda la mafia esta inserta en el gobierno, llegando a ser la totalidad de la gente que debería evitarlo. Aunque existen servidores públicos honesto y bien intencionados se reconocen porque son los que menos poder e influencia tienen.

Por otra parte las actividades lucrativas que son extorsionadas no enfrentan regulaciones racionales que busquen dar certeza a la práctica y normalizar la calidad del servicio o producto para beneficiar los intereses del usuario final. Sino normas tortuosas, complicadas y sin sentido, que no garantizan nada ni mejoran la actividad, el servicio o producto ni benefician al usuario ni a la sociedad y en vez de ello perjudican al orden social al no controlar con sentido social a las actividades que extorsionan. Los “servidores públicos” corruptos impulsan y propician este tipo de normas que benefician su actividad informal.

Esta apropiación del sistema por parte de los “servidores públicos” corruptos, deforma con toda premeditación y alevosía el sistema legal, para propiciar el desquiciamiento del orden social. Los “servidores públicos” corruptos se reparten el sistema legal de acuerdo a su jerarquía y la cantidad de recursos que concurran en las actividades que les compete controlar. Los funcionarios corruptos usufructúan la aplicación de las leyes y los burócratas corruptos la de los reglamentos. En ambas canchas hay actividades por las que pasa mucho dinero, que tienen mucha carne y otras por las que pasa poco, tienen poca carne. Las hay federales, estatales y otras locales.

Por lo que a los daños o deformaciones de las conductas y de la organización social, que causa la venta del incumplimiento de las normas, se debe agregar la deformación interesada del sistema legal, del manual de organización y procedimientos de la sociedad. Que puede incluir lagunas normativas, leyes y reglamentos de difícil, complicado o francamente imposible cumplimiento. Por lo que antes de corregir las conductas desviadas se deben llenar los vacíos normativos, limpiarlo de normas tramposas y mañosas y estructurar el sistema legal en forma coherente con el bien común.

Todo lo anterior es lo teórico simple y fácil. Lo difícil y complicado va a ser cambiar todo lo que prácticamente se ha hecho una forma de vida que se basa en sus propias reglas y conforma otro sistema económico inserto dentro de la sociedad. Que es todo un mundo dentro de otro mundo. Como un tumor dentro de otro organismo del que como todo parasito se nutre y al que enferma.

De momento dejo a un lado a los “servidores públicos”, a la mafia o crimen organizado, a los hipócritas traidores “servidores públicos” que forman la quinta columna de la corrupción, para enfocar la parte de la sociedad que son los cómplices, súbditos o victimas, de los servidores públicos corruptos, de aquellos habitantes cuya forma de vida e ingresos dependen del desorden y la ilegalidad. Los que no son empleados de gobierno sino civiles y cuyo número es mucho mayor que el de los mafiosos incrustados en el interior del servicio público y de la economía formal.

Una proporción de ellos forman parte de la economía formal, son semi delincuentes de cuello blanco. Pero otra parte son los de la abierta economía informal. Y en este país la economía informal es más grande que la formal. Y en ese mundo under ground o paralelo y oculto, conviven toda clase de personas. Desde las que han encontrado en la ilegalidad un negocio multimillonario hasta los que apenas sobreviven al día. Y abarcan todo el espectro de impactos de la criminalidad. Desde el extremo más negro, el de los cárteles de droga, homicidio, secuestro, chantaje, extorsión, fraude, robo, y pasando en el medio por la evasión fiscal, hasta llegar al otro extremo, al de los vendedores de dulces en la vía pública.

Todos los que en conjunto forman un problema que no se resuelve corriendo o inmovilizando a los inspectores ni prohibiendo la mentira, sino que se debe cambiar formas de vida y actividades lucrativas completas. Pero que es algo que se debe hacer si se quiere sacar al país del subdesarrollo y que en él exista la justicia social, el reparto equitativo de oportunidades y apertura de la movilidad social.

Lo que implica cambiar mentalidades y la forma de ver muchas cosas que hoy se ven como normales. Donde el factor común es el servicio público. Todos los cambios tocan al gobierno. En los servidores públicos esta la clave del problema. La manera de enderezar y encausar a la sociedad es cambiar la forma de pensar e interpretar al mundo de los servidores públicos que se creen depredadores de la sociedad y que los ciudadanos son su coto de caza.

En el primer mundo cuando pescan a un informal o evasor fiscal no lo satanizan ni amenazan con enviarlo al infierno, sino que le mandan a un asesor para que estudie su negocio y le enseñe a trabajar y a sacarle el mayor jugo posible a su negocio, adicionalmente le enseñan a declarar para no pagar de más, sino una parte que le permite ganancias. Me constan varios casos de sorprendidos con negocios que no cumplían las normas o no pagaban impuestos, que terminaron agradecidos con el gobierno que les enseño a trabajar y a cumplir, no solo por vivir tranquilos sino porque gracias a lo que les enseñaron, les va mejor que cuando eran informales o no pagaban impuestos.

Ese no es un gobierno bueno sino inteligente y honesto. Porque al país no le sirve tener una población que no sabe ganarse la vida en una forma útil y valiosa para la sociedad y que solo puede sobrevivir en la ilegalidad de la economía informal como esclavo de una mafia de “servidores públicos” corruptos.

Esa sería una gran cuarta transformación que debe iniciar en dos frentes: en uno se debe arreglar el sistema legal y en el otro a los servidores públicos mal acostumbrados. Y en vez de inmovilizar a los inspectores hacerlos agentes del cambio, que reeduquen a la población informal para integrarlas a la formalidad. (¿Y quien los educa a ellos? ¿Y quien diseña el nuevo orden legal? ¿Y quien amarra al tigre?)

Si todos pagan impuestos se pueden bajar a niveles decentes y si todos reman, en país no solo flota sino navega.

A ver si ahora si puedo seguir trabajando en el libro “Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos”. El análisis de una ley que funciona como herramienta predilecta de corrupción, por su impunidad y la cuantía de los recursos que permite desviar.

 

https://angelpujaltepineiro.com/ , Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos, El descalabro de la razón y Geopolítica, la hermana perversa de la Ingeniería Civil.

https://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/2161-el-cinismo-y-la-mentira-es-otra-forma-de-corromper-el-sistema-politico-en-mexico

Demagogia legislativa

Nota publicada en Grilla en el Poder

EVIDENCIAS DE LA DEMAGOGIA CON QUE ESTÁN ENVUELTOS LOS LEGISLADORES DE TODOS LOS PARTIDOS

Escrito por Redacción el 13 Enero 2014. Publicado en Grageas Digeridas

El ex reportero del periódico Excélsior, Salvador Martínez, recibió hace algunos meses un juego de libros escritos por el ingeniero Ángel Pujalte Piñeiro…

La intención era que los entregara al senador Mario Delgado, de quien es jefe de prensa, para ilustrar la problemática hidráulica y urbana que vive la ciudad de México y los peligros de derrumbes, inundaciones y demás catástrofes en que está inmerso el DF… El asunto viene cuento, porque en esos libros vienen advertencias como el derrumbe que acaba de ocurrir en una obra de la Comisión Federal de Electricidad y como el senador Delgado no se cansa de hacer declaraciones relacionadas con la ciudad de México, por haber sido secretario de Finanzas con Marcelo Ebrard, pues debería tomar en cuenta lo que aporta el especialista… ¿No son pura demagogia las posturas y discursos de los integrantes del Congreso federal?… Que quede para la reflexión, porque se trata de un legislador perredista y confirma el reclamo popular de que todos son iguales, se pinten como se pinten… ¿O no?…

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/i-n-i-c-i-o/grageas-digeridas/216-evidencias-de-la-demagogia-con-que-estan-envueltos-los-legisladores-de-todos-los-partidos

Explotan la Cámara de Diputados

Articulo publicado en Grilla en el Poder

Desde hace más de 20 años vivales de un instituto de ingeniería explotan a la Cámara de Diputados

Escrito por Redacción el 30 Junio 2014. Publicado en Politica

El edificio de la Cámara de Diputados está plagado de problemas de diseño, construcción y operación, lo que el Instituto de Ingeniería, lejos de descifrar, aprovecha para obtener millonaria renta que usufructúa de 1990 a la fecha, y cuya necesidad la crea y respalda espantando al cliente con un petate del muerto.

Lo anterior está documentado en la página 27 del libro “Descalabro de la Razón”, del ingeniero Ángel Pujalte Piñeiro, donde el autor reseña que el estructurista, que trabajó años en el diseño de los edificios, aventó a debutar una subsidiaria suya en mecánica de suelos.

Pero cometió gran parte de los vicios que Pujalte Piñeiro consigna en otro libro que tituló “La infracultura en la construcción”, en el cual relata cómo hacer primero el diseño estructural y después la mecánica de suelos.

Ahí establece como economizar en el estudio y menospreciar el proyecto de cimentación y así fundamenta que la construcción del edificio que alberga a la Cámara de Diputados es muy cuestionable porque se hizo en poco tiempo y en base a tres PCA (pozos a cielo abierto) y tres tubos Shelby.

Esto es que para nueve edificios en 14 hectáreas en el fango del fondo del exlago “La Lagunilla”, resulta poco serio, profesional y muy imprudente e irracional.

Por el valor de la obra frente al costo del muestreo y exploración, se debió haber hecho más muestreo para cada edificio que las que hizo para todo el predio. Y debió haber tomado en serio el diseño de las cimentaciones y no improvisarlo o hacerlo a la ligera en base a un alienado y momificado reglamento, sostiene Pujalte Piñeiro.

Añade en su obra que el reglamento es el parapeto de los técnicos y solo referencia de un piso, que no base de un profesional auténtico. Otro notable problema de los edificios de esa Cámara es que los construyeron al ahí se va. Son un excelente ejemplo de casi todos los vicios de la práctica de la Ingeniería Civil en la construcción que consigna en su libro “La infracultura en la construcción”, el cual contiene todo lo que no se debe hacer en las obras.

Agrega que encima de los errores del proyecto, es inocultable el deficiente control de calidad de la obra. “Ya chulearon los elementos estructurales, pero los reportes de daños y defectos en la estructura, que hizo el mismo proyectista después del sismo, evidencian un deplorable control de calidad en el transporte, colocación, compactación y curado del concreto.

“El temblor agrietó y fracturo elementos estructurales evidenciando defectos de cimentación y calidad del concreto. Y que el mismo proyectista se piche, cache y batee solo, exhibe un deficiente manejo del cliente o corrupción. Si ya uno falló, o hay duda, pues se debe pedir una segunda y hasta tercera opinión y no dejar que el propio causante explique sus fallas, entierre sus errores y además todo lo cobre a precios inflados.

“Y el tercer problema presente en los resultados de esa mala construcción, es que si el proyectista diseñó para 100 kg/m2, los ocupantes ya montaron cisternas, imprentas, elevadores, bodegas y archivos (el papel es de lo más pesado) que no contemplaba el proyecto. Falta revisar las excentricidades de carga y sobrecargas en los edificios.

Y el cuarto problema es el mal mantenimiento, es normal que las cámaras de cimentación estén llenas de agua, cuando debían estar vacías y se carece de bitácoras. Tienen subestaciones eléctricas y plantas de emergencia que no se sabe cómo están.

Sobre estas bases, lo evidente es que todos los edificios están desplomados y con asentamientos diferenciales.

“Y el proyectista en 1988 dice que “debía” meter los edificios al nuevo reglamento. Lo que es una mentira que pretende ocultar algo. El sismo es el único autorizado para revisar las obras y se ve que al revisar los edificios encontró los problemas de cimentación, calidad de construcción y mal uso. Por lo que reprobó, marcó o fracturó elementos.

“La “metida” al nuevo reglamento se limitó a la reparación y reforzamiento de los elementos fallados en cimentación y estructura. Agregar pilotes y encamisar elementos. Dejando intactos los elementos que no presentaban problema.

“De haberse tratado de meter a los edificios al nuevo reglamento,  entonces se debieron reforzar todas sus partes para que todos subieran al nuevo “factor de miedo”. No se sabe qué tanto de los problemas de la estructura obedecen a deficiencias de la cimentación y que tanto a mala construcción. Pero el propósito parece que es enterrar las cosas. Tampoco se sabe quién pagó las reparaciones, pero lo del reglamento parece pretexto para cobrar los errores.

“En este tenor, en 1990 aparece el Instituto de Ingeniería para supuestamente estudiar el caso y desde entonces cobra por instrumentar el terreno, hacer pruebas, anotar los cambios y estudiar la documentación del proyecto comparándola con el reglamento, sin percatarse ni consignar ningún error de proyecto, construcción u operación.

“Simplemente viendo los problemas como si fueran naturales, espontáneos y tratando de averiguar a donde van sin importar de donde vienen y no hubiera culpables ni deficiencias y errores profesionales que se deben corregir. Pero eso sí, ya tienen 20 años metidos y cobrando por una actuación muy cuestionable, enfocados más que nada a la cimentación, la que después de 30 años ya debió de haber llegado a un estado de equilibrio y por otra parte, estudiando desplomes y asentamientos sin revisar la distribución de cargas.

“Se limita a revisar lo exterior sin percatarse que lo interior influye y da recomendaciones sin comprometerse a ningún resultado. Filtra el rumor de que si no se hace lo que dicen, el próximo temblor tirará los edificios y matará mucha gente.

“Esto es una mentira, pues los edificios están chuecos y torcidos, pero estables. Ya encontraron su equilibrio y se reforzó lo que el sismo detectó como insuficiente. Se pueden considerar probados por el sismo, autorización que vale más que la de cualquier supuesto ingeniero de cualquier Instituto.

“Otra inmoralidad es que el Instituto no trabaja en base a un contrato que defina compromisos serios, sino a convenios que no definen alcances, posibilidades ni resultados esperados. Un limbo de compromisos. Cobran por hacer pruebas, reportar resultados y hacer recomendaciones. Lo que es lo mismo que nada.

“No adquieren compromisos profesionales y solo propalan o se apoyan en rumores para aterrizar necesidades como recomendar y amenazar que una sola empresa constructora es la que puede hacer los trabajos que recomiendan.

“Por ello se recomendó a la Cámara de Diputados que comprometa a los ingenieros y les solicite que reporten por escrito lo que pasaría si no se cumplían sus recomendaciones, a lo que el Instituto de Ingeniería no tuvo más remedio que contestar que nada, que los edificios se seguirían deformando, desplomando y hundiendo en el mediano y largo plazo, pero sin aclarar que eso no va a pasar por inestabilidad de los edificios sino del subsuelo, mientras se siga sobreexplotando el acuífero.

“Es grave el problema cualitativo. El Instituto de Ingeniería es una estructura que la sociedad mantiene, le cuesta mucho sobre la creencia que se va a dedicar a crear ciencia y tecnología para la sociedad mexicana y no un grupo de oportunistas que se dedica a hacer competencia dumping a los profesionales.

“Un galimatías que desde un limbo gubernamental daña a la profesión vía perjudicar a los profesionales de la iniciativa privada, pues por un lado hace negocio al cobrar doble, porque la sociedad ya los mantiene y consiente vía los presupuestos de los Institutos (cobran como investigadores y académicos) y en el sistema Nacional de Investigadores.

“Por otro se involucran en asuntos que desconocen y hacen mal. Un investigador se capacita en una práctica muy diferente a la de un profesional. El conocimiento, preparación y habilidades que cada cual adquiere y desarrolla es muy diferente. No se equiparan.

“Además se distraen de lo que se supone que deberían hacer, que es crear conocimiento científico y técnico, nuevo, útil para el desarrollo nacional, vía el desarrollo de la Ingeniería Civil mexicana. Que en el caso de la Ingeniería Civil habría que revisar lo que han aportado y aportan contra lo que han costado y cuestan.

“Es decir, qué tanto de su presupuesto se despilfarra en investigaciones inútiles, simuladas o fuera de lugar y qué tanto cobran por dedicarse a otras cosas en las que no reditúan o peor, por ser perniciosos para el desarrollo profesional al que deberían aportar y para el del país.

“Como acaparan los puestos académicos, cuando su especialización los imposibilita para transmitir los conocimientos y habilidades profesionales de los que carecen. Que desquiten su costo, sueldo y gastos, haciendo cosas que sí reditúen a la profesión nacional y país, haciendo competencia dumping a los verdaderos profesionales o complicando su desarrollo amafiándose con políticos para sangrar presupuestos o someter otras especialidades.

“Como la creación de un Instituto de Seguridad Estructural solo para respaldar una maniobra política que permita apoderarse del control de las licencias de construcción, inflando costos creando nuevos trámites y necesidades innecesarias con sus consecuentes gastos.

“Como buscan y les otorgan premios por respaldar una maniobra política para culminar el negocio de la creación de un fraccionamiento VIP en la punta de los cerros del poniente. Que era zona de reserva por inaccesible. Otra entrada más para la mafia de ingenieros”.

Con todos estos fundamentos, el ingeniero Pujalte Piñeiro considera hacer un llamado urgente al Gobierno y al Poder Legislativo para acabar, de un vez por todas, con los millonarios negocios que explotan vivales de la ingeniería.

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/politica/3648-desde-hace-mas-de-20-anos-vivales-de-un-instituto-de-ingenieria-explotan-a-la-camara-de-diputados

 

Medias verdades

diciembre 2015

El destape internacional de la ineptitud e incompetencia de nuestro gobierno lo ha metido en un brete, al aprovecharlas vivales y oportunistas en su provecho.

El destape internacional de la incapacidad, faltas y culpas del gallinero gubernamental le mostró una puerta abierta y despertó la codicia a nuevas zorras internacionales. No es secreta la forma en la que los primos acostumbran utilizar la nulidad y colas sucias de muchos de nuestros personajes de la política para inclinar la balanza y torcer la ruta del país en su beneficio.

Como tampoco lo era la mínima pretensión de cubrir las formas y altura de miras con las que acostumbran abusar. En contraposición las zorras arribistas carecen de categoría, vergüenza y nivel. El agujero por el que se meten son las informalidades y errores del caso de Ayotzinapa.

No creo que nadie dude que los normalistas estén muertos. Ni de los autores materiales. Como tampoco del desaseo con el que se manejó el asunto. Que lió una madeja de errores involuntarios de incompetencia con distorsiones interesadas de mala fe.

Una enorme sombra que se cierne sobre la investigación es la omisión de aclaraciones. Como las de todos los autores intelectuales y los acontecimientos que permanecen tras bambalinas pero que fueron los que motivaron que los tramoyistas salieran de su escondite a matar frente al publico a los “extras” que subieron al escenario, para esconder lo que pasaba tras bambalinas.

Esta es mi victima, solo yo puedo extorsionarla y abusar de ella.

https://angelpujaltepineiro.com/ , Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.

Desconocimiento de la planeación

mayo 2013

Totalmente despistado

La columna “Plan Nacional de Desarrollo” de Macario Schettino, del 21 de mayo en El Universal, es ilustrativa y esclarecedora. Reniega de la planeación, con argumentos que demuestran que no sabe lo que dice. Y exhibe las miserias de los teóricos puros, de los esquizofrénicos de gabinete, de los improvisados improvisadores, de la peor forma de ignorancia: la de los que desconocen sus propias limitaciones y con la fortuna de “chivo en cristalería” se meten en cosas que ignoran.

Y cuando nada les resulta, echan la culpa a otra parte que no son ellos, “los perfectos”. El ignorante desconoce su propia ignorancia y cree que sabe todo lo conocible, que sus limitaciones son las de todos y que lo que a él no le resulta es porque no funciona, como planear. Como un tonto que cree que de nada sirve pensar, porque a él nunca le funciona. Nunca atina.

Soberbia prepotente del que ignora sus alcances. Con lo que confirma que el problema nunca está en ser tonto, sino en creerse listo. El que conoce sus límites nunca se equivoca. Actitud que exhibe y pone en ridículo a más de uno en éste pobre maltratado país. Y pregunto ¿cual es la diferencia del hombre con los animales? Según yo es planear. Pero Schettino sale todos los días a ver que se encuentra y evita planear nada, ni el mandado, porque a él no le funciona.

Su desconocimiento del tema, lo hace confundir la gimnasia con la magnesia. El ingenuo se trago completo el anzuelo de la denominación, y confunde el alias de “Plan Nacional de Desarrollo” con una verdadera planeación. Una seria, Una profesional. En lo que más allá del apelativo, no comparten nada más.

Después de confundir, por la denominación, un galimatías con una planeación seria, saca conclusiones: “planear con todo detalle lo que se hará, es muy mala idea”. Y abunda: “Yo mismo tuve la oportunidad de construir un plan de desarrollo, a nivel local, para el gobierno de la ciudad de México (97 – 00)”.

El uso de la palabra “construir”, es un lapsus que dice mucho, porque la planeación no “se construye”, sino que se admite, se acepta lo real. Una planeación seria se compone de tres partes fundamentales e imprescindibles. La primera parte es descifrar la peculiaridad de la situación en el mundo real. El punto de arranque, la salida.

La segunda parte es descifrar las posibilidades reales, también en el mundo verdadero. Y esta es la parte que los ingenuos suplantan con cartitas a Santa Claus. No con lo que es posible, sino con “lo deseado”, lo ansiado, lo que sería muy bueno que pasara, como lo confirma más adelante: “y logré, como ocurre en todos los casos, trasladar al blanco y negro las ideas del gobierno, en grandes objetivos, en objetivos específicos, líneas de acción, estrategias y todo tipo de programas, indicadores y demás”. Lo que lo aterriza, lo que lo hace verdadero es lo especifico.

Y concluye confirmando el sesgo de su extravío, su torcida realidad: “Es un trabajo muy interesante, que ayuda a comprender mejor el funcionamiento del gobierno y los intereses y objetivos de los que están en ese momento en la administración. Pero hasta allí llega el ejercicio”.

Con lo que deja ver que su idea de “planear” se reduce a recabar (construir) una relación de los intereses y objetivos (ansias) de impreparados que también desconocen al mundo real. Es decir elaborar con ansias y deseos una cartita a Santa Claus. Y lo digo con pleno conocimiento de causa, porque si contratan a ignorantes para efectuar labores tan delicadas y serias, y aquél acepta el encargo, pues confirman que no saben lo que hacen. Ni el contratante ni el contratado.

Y deja ver que los cerebros tiernos tampoco alcanzan la tercera parte de una planeación: la relación de sacrificios actuales que son necesarios efectuar a cambio de los beneficios a futuro que se pretenden lograr. Y esto es lo que nunca vamos a encontrar en una “proclama política”. Confusión que tiene detenido o desordenado a gran parte de las actividades del país.

Toda la colección de pifias lo lleva a concluir tarugadas: “Los planes de desarrollo, como los planes estratégicos de las empresas, no tienen mucha utilidad en la vida real”. Como no lo sabe, se lo voy a aclarar. La diferencia entre el tercer mundo y el primero, entre el fracaso y el éxito está en la racionalización de su desarrollo, en la administración de las fronteras de contacto con la Naturaleza. Y las cuatro partes de la receta de la administración, son: planeación, programación, ejecución y control.

En una columna anterior Macario se quejaba de la falta de reconocimiento que padecía como maestro de negocios. Y ¿pregunto, cuantos ha hecho? Porque el contradictorio gordo Slim (por fin, es gordo o slim) no se queja de falta de reconocimiento, porque le sobra el reconocimiento que busca cualquiera que hace negocios. Porque “el contradictorio” no es un teórico de probeta, aula, laboratorio o gabinete. No es académico de tiempo completo o investigador de tiempo completo sino administrador de una frontera de contacto con el mundo real.

Así el problema de Macario no se encuentra en planear, sino en hacerlo en ausencia de un ingrediente imprescindible para el propósito: pensar. La mayoría de la gente confunde creer con pensar. Pero el pensar se distingue por una característica fundamental: que consiste en descifrar al mundo real. Creer no se compromete con lo real. Por eso cualquiera puede creer lo que quiera. Es al gusto de la ignorancia de cada quién.

Así Macario continua desbarrando con lo que no es una verdadera planeación sino una forma de esquizofrenia. Como el abuso soviético que pretendía irrealidades: “acabar con el mercado requería alguna otra forma de ordenar la producción”. Y como en el billar: lo que bien se tira no se falla. Y todo lo mal hecho fracasa. Pero no porque no sea posible lograrse, sino porque lo que se hizo, el camino que se siguió, no conducía a donde se pretendía llegar. Los medios no conducían a los fines. Por confundir una costra porosa.

De los excesos soviéticos brinca a una de sus versiones, el plan sexenal. El que de ninguna forma es un plan. Sino otra vacilada de mal intencionados. Para aclararlo a continuación presento parte de los hechos que expone el libro “A donde vamos, México, fe de erratas del desarrollo nacional”, para exhibir la dirección y distancia del extravío de Macario.

“Este análisis de la racionalidad en la conducción del país inicia en 1924 con la reforma fiscal que implantó el impuesto sobre la renta, un gravamen sobre el consumo de gasolina y la reforma bancaria que implantó el Banco Único de Emisión al que se refiere el artículo 28 Constitucional y la fracción X del 73 que no se habían cumplido. Según Pani “el programa hacendario comprendía propósitos tan trascendentales como el de construcción, por el Estado, de las obras materiales más capacitadas para acelerar el desarrollo de nuestra economía”, lo que se consideraban a las carreteras y aprovechamiento hidráulico. Resuelta la disposición de recursos se crearon la Comisión Nacional de Caminos y la de Irrigación, ambas compuestas de tres miembros, de los que uno representaba a las Secretarías interesadas; de Comunicaciones y Agricultura y en ambas la de Hacienda. A la Comisión Nacional de Caminos se le dio forma en la Ley fiscal del impuesto sobre el consumo de gasolina cuyo producto debía ser aplicado por dicha Comisión en la construcción de carreteras. Esta ley se promulgó en uso de las facultades extraordinarias de que el Ejecutivo estaba investido en el Ramo de Hacienda y la Comisión inició operaciones en 1925. La Comisión Nacional de Irrigación inició operaciones hasta 1926. Dado que según la Ley de Secretarías y Departamentos de Estado la Comisión era jurisdicción de la de Agricultura por lo que su ley constitutiva debía ser aprobada por el Congreso. Ambas ejemplifican la planeación tipo pirata: primero ver que botín se consigue y después averiguar como gastarlo. La atención al crear ambas comisiones se centraba en gastar, no en averiguar antes la mejor forma de hacerlo.

Llaman la atención intentos insuficientes, aislados, incoherentes y limitados para racionalizar la situación económica, lo que exhibe desconocimiento en la materia. Así en 1928 se crearon el Consejo Nacional de Estadística y el Consejo Nacional Económico”.

Planeación General de la República

En este tenor, el 12 de diciembre de 1929, el señor ingeniero Don Javier Sánchez Mejorada, Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, muy posiblemente influenciado por su experiencia en la Comisión de Caminos de la que conoció como Secretario de Comunicaciones, dirigió el siguiente comunicado a la Secretaría de Gobernación.

Sr. Lic. Felipe Canales,                                                                          Subsecretario de Gobernación,                                                                  Encargado del Despacho,                                                                           Ciudad.

“El crecimiento y desarrollo de las poblaciones del país se ha realizado sin un plan preconcebido. Los intereses de particulares y la acción esporádica de las autoridades han sido la única guía que han tenido la ubicación de los fraccionamientos, la urbanización y las construcciones de edificios”.

Esta denuncia tiene más de 80 (ochenta) años. Y por no atenderla hoy esta peor la situación física nacional, se agotan márgenes de maniobra y recursos, mientras seguimos sin darnos cuenta de nada. Y continúa:

“La República carece de planes generales para determinar las zonas destinadas a reservas forestales, a parques nacionales, a refugios de la fauna silvestre, a espacios libres, a puertos aéreos, a vías generales de comunicación, a reservas de recursos naturales y a otras muchas materias que la previsión y la prudencia aconsejan estudiar y realizar metódica y perseverantemente”.

Destaco que las materias que refiere que la previsión, prudencia y el Artículo 27 Constitucional aconsejan estudiar, se circunscriben al mundo material. Casi un siglo después continuamos manejando el patrimonio común sin previsión ni prudencia, lo que ha complicado la situación, agravado los problemas, mermado recursos y cancelado posibilidades, pero seguimos sin asumir en forma madura y racional a la relación de nuestra sociedad con el mundo real y sin cumplir el mandato del artículo 27 Constitucional. Denomina previsión y prudencia a la racionalidad.

“No existe legislación que permita la formulación de planes generales de desarrollo del país y que haga obligatorios éstos una vez decididos o, cuando menos, que impidan desarrollos aislados contrarios al desarrollo de los intereses generales del país”.

Planes de los aspectos tangibles de la vida, de las cosas del mundo material en que vivimos inmersos, del orbe físico, no cartas a Santa Claus, dioramas oníricos, visiones de ansias fantásticas ni de buenos deseos. Sino de verdades iguales para cualquier ideología. Previsiones cuyas consecuencias, condiciones, necesidades y obligatoriedad general no procede de ideologías, creencias caprichosas ni leyes, acuerdos o creencias de hombres, sino de leyes superiores de la Naturaleza, que alcanzan a todo. Las únicas no discutibles ni negociables para ninguna persona, ideología, cultura ni civilización.

“Para lograr que la previsión, que la técnica, que el estudio cuidadoso de las necesidades del país en todos los órdenes presidan su desarrollo armonioso; para evitar que se sigan cometiendo errores y abusos por parte de particulares, empresas privadas y autoridades ignorantes de sus obligaciones y de lo que son los intereses más altos del país, así como para establecer los derechos y obligaciones de los habitantes del mismo en esta materia, es de urgente necesidad la expedición de una ley de planeación general de la República, para lograr lo cual a la brevedad posible, es muy conveniente obtener del H. Congreso de la Unión una ley que dé facultades al Ejecutivo para formularla”.

Con “previsión, técnica y estudio cuidadoso” expresa trabajar por un futuro convencional racionalizado para mejorar la vida de los habitantes. Y por “en todos los órdenes” se refiere principalmente a los órdenes materiales. A los órdenes que rigen a la Naturaleza en la frontera de contacto con el hombre. Y por “en esta materia” se refiere a la relación del hombre con la Naturaleza. Y hoy seguimos ignorando nuestros derechos y obligaciones con la Naturaleza (no con el hombre, que se rige con leyes convencionales), los “intereses más altos del país” y las autoridades sus obligaciones.

“Con tal objeto, me permito suplicar a usted de la manera más atenta se sirva promover ante el H. Congreso de la Unión la expedición de la siguiente ley:

«Art. l/o. Se faculta al Ejecutivo de la Unión para que dentro del término de seis meses, expida la Ley sobre Planeación General de la República.

Art. 2/0. El Ejecutivo de la Unión dará cuenta al Congreso de las facultades que el uso de la presente ley le confieren.

Anticipo a usted las gracias por la atención que estoy seguro se servirá prestar a éste asunto, por ser de capital importancia, y aprovecho la oportunidad para reiterar a usted las seguridades de mi consideración atenta y distinguida.

SUFRAGIO EFECTIVO. NO REELECCIÓN

México D.F., diciembre 12, 1929

J, Sánchez Mejorada,

Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas.

         Muy revelador. Sánchez Mejorada, muestra lo que es pensar, tener contacto con el mundo real y la ingeniería civil. Ortega lo llamaría un “Olmedo” Mexicano, banquero, hombre de mundo, inteligente y no es intelectual, sabe de libros como un intelectual; pero no lo sabe en intelectual, sino en hombre de mundo. (Ver La solución de Olmedo en Ingeniería mental). Prueba la existencia de gente inteligente y bien intencionada que impulsaba la racionalización de la vida social vía la ingeniería civil. También evidencia la relevancia que la frontera de contacto material de la sociedad con la Naturaleza tiene para alguien consciente. Reconoce que la jerarquía de la relación del hombre con la Naturaleza esta muy por encima de la relación entre los hombres.

Sigue el acuerdo del Oficial Mayor con el que el subsecretario encargado del despacho de la Secretaría de Gobernación lo envió al Congreso de la Unión.

“A los CC.

Secretarios de la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión,

Presentes.

Para los efectos legales correspondientes, me permito transcribir a ustedes el memorándum que la 0ecretaría de Comunicaciones y Obras Públicas elevó al C. Presidente de la República, con fecha 12 del actual:”

«En el acuerdo de hoy pensaba hablar a usted de la conveniencia de pedir facultades al H. Congreso de la Unión para expedir 1a ley general de planeación de la República Mexicana a que me he referido algunas veces en las conversaciones que he tenido con usted. No fue posible celebrar acuerdo y corno hay poco tiempo de que disponer para presentar la iniciativa objeto del presente memorándum, me tomo la libertad de tratar este asunto por escrito.- Usted, como todos los hombres de buena voluntad y altos propósitos que han tenido la responsabilidad enorme de la administración pública de la Nación, se ha dado cuenta de la cantidad grandísima de trabajo ordenado que hay que hacer para convertir al país en una unidad económica, política y étnica, es decir, en una unidad social y nacional homogénea.-

Los pocos que se preocupan, hace parecer escasísimos a los hombres de buena voluntad y altos propósitos. Pero toca la vena medular del desorden. Y destaco que el propósito era convertir al país en una unidad homogénea económica, política y étnica. Aclara que el objeto de una parte del gobierno era construir y tutelar al país como una unidad social y nacional homogénea. Lo que implica homogeneizar intangibles y tangibles en la población.

“El desorden, la anarquía algunas veces, que ha habido en las actividades administrativas del país, han traído como consecuencia enormes desperdicios de esfuerzos. Urge remediar ese estado de cosas.- No quiero hacer una pintura siniestra de las condiciones del país ni de los resultados mezquinos a que ha dado lugar nuestra política de imprevisión y de improvisación”.

Perogrulladas añejas pero contundentes y vigentes. El desorden, anarquía, políticas de imprevisión e improvisación, como los planes de Macario desperdician esfuerzo y conducen a condiciones siniestras y resultados mezquinos. Parece necedad repetirlo, pero hoy día sigue sin entenderse nuestras condiciones siniestras y resultados mezquinos y por ende sin enfrentarse. El diagnóstico es certero. El problema principal es el desorden y desorganización.

“Y no quiero hacerlo, porque, a pesar de todas nuestras experiencias adversas, soy optimista. Siento pulsar con fuerza las energías de México, su afán de vivir, el deseo de acometer con todo brío, con toda energía y con toda entereza las más difíciles tareas de la revolución constructiva iniciada ya;”

No es falta de brío, energía, entereza ni ganas, sino inteligencia. No falla la potencia sino la dirección. No es desperfecto de calibre sino de puntería. De apuntar antes de disparar no al revés. No se trata de anticipar vísperas sino de acertar.

“tengo fé inquebrantable en el porvenir de México; pero creo, que para llegar a la meta de grandeza a que aspiramos es preciso trabajar muy enérgicamente y también muy ordenadamente.– Estas son las razones que he tenido para proponer el proyecto de iniciativa que deseo someter a la sanción de usted, para que, si a bien lo tiene y si le parece conveniente, se sirva darle su aprobación y enviarlo a quien corresponde, para sus efectos.- Reitero a usted las seguridades de mi consideración distinguida y respetuosa.”

Adelante el cerebro guiando y que el músculo lo siga, no al revés, como es costumbre. La transcripción abunda material sobre el pensamiento del señor ingeniero Don Javier Sánchez Mejorada.

“En vista de lo anterior, me permito remitir a ustedes, original, el oficio número 2247 que en 12 del actual dirige a esta Secretarla la de Comunicaciones y Obras Públicas, en el cual aparece la iniciativa de ley a que se hace referencia en la anterior inserción.

Reitero a ustedes mi atenta consideración.

Sufragio Efectivo. No reelección,

México, D.F., diciembre 24 de 1929,

  1. Ac. DEL SUBSECRETARIO ENC. DEL. DESPACHO

El Oficial Mayor

  1. Collado”

 

El Diario Oficial de la Federación publicó el 12 de julio de 1930 la Ley sobre Planeación General de la República, expedida por el siguiente presidente, Pascual Ortiz Rubio, en uso de la facultad que por decreto de 13 de enero de 1930 había conferido el H. Congreso de la Unión. Inconveniente ya que gracias a eso esta Ley (y quien sabe cuantas) no pasó por trabajo legislativo, lo que hubiera sido valioso.

“LEY SOBRE PLANEACIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA»

CAPITULO I

De la Planeación

Artículo 1º.- La planeación de los Estados Unidos Mexicanos tiene por objeto coordinar y encauzar las actividades de las distintas dependencias del gobierno para conseguir el desarrollo material y constructivo del país, a fin de realizarlo en una forma ordenada y armónica, de acuerdo con su topografía, su clima, su población, su historia y tradición, su vida funcional, social y las necesidades presentes y futuras”.

Faltó considerar lo más importante, la disponibilidad de recursos bióticos y abióticos. Pero relaciona aspectos materiales y no ideologías. Hasta aquí no hay nada de izquierda, centro o derecha sino de ordenar y armonizar la situación de acuerdo a las condiciones físicas del territorio y culturales de la población. También aclara que es para coordinar y encauzar las actividades de las distintas dependencias del gobierno, no de la población. Es lo que debe hacer el gobierno, no la población.

La declaración de un connotado economista nacional en la que afirma que (esta ley) “se ocupa más de cuestiones geográficas, de urbanismo, de comunicaciones, de bosques, que tratar elementos económicos”, exhibe que el conocimiento que denomina “economía”, es ciego a la relación entre la geografía, el urbanismo, las comunicaciones y bosques con la prosperidad material de la población y por supuesto con su bienestar y desarrollo personal.

Pero no es toda la distorsión que expuso Sánchez Mejorada. Lejos de convocar a la racionalidad logró lo opuesto, llamar la atención y dar ideas a políticos. Que se especializan en secuestrar con desplantes ideas ajenas como la planeación, lo que perciben o les llama la atención y abandonan lo que no captan, que normalmente es lo rescatable. Lo fascinante de la idea de modificar el futuro lo secuestran del concepto de planeación para adaptarlo a sus propios fines. Inconscientes que al manipular la opinión de los hombres caricaturizando una herramienta profesional seria y poderosa, la desprestigian con la ignorancia de su vindicación y al final con los resultados que dan ellos pero que acrediten a la herramienta y a la otra actividad, lo que complica a la actividad auténtica y obstaculiza el sano desarrollo de la racionalidad, profesional y social. Despilfarran recursos y prestigio ajeno privilegiando propósitos emotivos de corto plazo a costa de cancelar beneficios objetivos de mediano y largo plazo y complicar y engrandecer los problemas.

Esta ley estuvo vigente hasta el 3 de febrero de 1983 que se publicó la actual, sin embargo en sus 53 años de vigencia no se le dio la importancia debida. Los representantes de la ingeniería civil no reconocieron lo que esta ley representaba para la ingeniería civil y el desarrollo del país. Nadie la resguardó y el abandono permitió que la suplantara un “plan” subjetivo o político robándole atención, impulso y respeto.

Primer Plan Sexenal

En 1933, la Comisión de Programa designada por el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Nacional Revolucionario elaboro el “Primer Plan Sexenal” para el periodo del presidente Cárdenas. Con la presunción de ser:

“un plan de gobierno que constituya un solemne compromiso ante la Nación de desarrollar una política social, económica y administrativa, capaz de traducir en hechos los postulados que se proclamaron en los años de la lucha armada, y de encauzar las corrientes renovadoras que, dentro y fuera del país, engendra el afán de las colectividades contemporáneas por hacer justa la vida de relación entre los hombres”.

Al despiezar el contenido del mensaje aflora:

un solemne compromiso                                                        A comprobar

desarrollar política social, económica y administrativa, ¿Una panacea?

traducir en hechos los postulados que se proclamaron ¿Cuáles y cómo?

encauzar las corrientes renovadoras                                  otra indefinición

hacer justa la vida entre los hombres”.                                 Deseable ¿pero?

Al contrastar los contenidos de este “plan” político, con los de uno auténtico de ingeniería civil, lo notable de las diferencias hace parecer difícil confundirlas. Sin embargo la falta de distinción de los profanos, como Macario, hace que confundan a catálogos de buenos deseos, con proyectos objetivos y realizables por la sencilla razón que los llaman “planes” y que la inconsistencia y desprestigio de los incoherentes e irracionales “planes” de políticos se le acredite a los profesionales.

El propósito manifiesto del “plan” era:

“enmarcar sistemáticamente la política del Partido en programas meditados a conciencia, elaborados con sereno conocimiento de las realidades nacionales y llevados hasta la extensión que señalen la posibilidad de acción de los gobernantes y las finalidades concretas y medios que deban inspirar la obra de los miembros de la Institución”.

Constaba de quince rubros que daban aparente relevancia al sector primario, en especial la cuestión agraria; la educación y la nacionalización de los recursos en manos extranjeras. Pero carecía de prioridades claras, metas definidas y cuantificables y no aclaraba medios financieros ni plazos.

Según Plutarco Elías Calles «. . . ya es hora de formar un programa minucioso de acción que cubra los seis años del próximo período presidencial, programa que debe estar basado en el cálculo, en la estadística, en las lecciones de la experiencia»; y agregando después: «. . . debemos estudiar lo que podemos alcanzar, dadas las posibilidades de nuestro presupuestos y las realidades nuestras                  

Tan cierto que sigue teniendo vigencia y su necesidad cada día se hace más evidente. Pero al leer entre líneas las explicaciones del plan, asoman dos cargas no manifiestas en forma patente. Una es querer decirle a otro que hacer. Los políticos entienden en poder como hacer que los congéneres hagan lo que ellos quieren. El del ingeniero civil es sobre la Naturaleza. Alguien que se supera para dominar a la Naturaleza desprecia a los que no trascienden la opinión ajena y peor los de mala fe.

 “En nuestro país, la voluntad de mantener en el poder al Partido Nacional Revolucionario, nace del impulso constante del pueblo por realizar las trasformaciones sociales y económicas que establezcan progresivamente planos más altos, mejores y más amplios en la vida nacional. Mientras exista un Partido Revolucionario que garantice al pueblo el ejercicio del gobierno, la revolución se realizará en la forma pacífica y creadora de la acción política. Cuando no exista ese Partido, la revolución volverá a manifestarse, por medio de la violencia, en la guerra civil”.

Es claro el interés de mantener al partido en el poder. Para lo cual amenaza que mientras el PNR mantenga el poder “la revolución se realizará en la forma pacífica y creadora de la acción política”. Es una clara y directa advertencia que si el PNR pierde el poder, el país pierde la paz y orden.

”Ahora bien, el centro vital de todo buen régimen de gobierno es un programa común, porque establece los compromisos del Partido con el pueblo y las responsabilidades de los gobernantes ante la Nación y ante su partido, compromisos y responsabilidades que se traducen en nexos de solidaridad, en puntos de colaboración, cuando, como ocurre con el Partido Nacional Revolucionario, los hombres que integran los órganos del poder lo ejercitan para satisfacer las grandes aspiraciones de las colectividades”.

En una mezcla de aspectos objetivos con subjetivos empaca mensajes sumergidos. Presentan una verdad inobjetable como dependiente de un absurdo inadmisible. Lo cierto se utiliza como caballo de Troya para que porte ocultos los verdaderos propósitos del instrumento. El mensaje deseable esconde la maniobra ilegítima de poner por encima de la sociedad y el gobierno, a un grupo que oculto controla el partido político y ante los cuales deben responder los gobernantes. La “familia revolucionaria” transformada en oligarquía de una sociedad anónima disfrazada de partido político, en el que se reparten el país como botín. No todo el partido lo compone gente de mala fe, pero no todos tienen el mismo peso en las decisiones. La gente de buena fe es utilizada como escenografía presentable ya que lo decisivo es impresentable.

la tesis en que debe fundarse el plan de gobierno que va a ocupar vuestra atención, es, unánimemente, la de que el Estado mexicano habrá de asumir y mantener una política reguladora de las actividades económicas de la vida nacional; es decir: franca y decididamente se declara que en el concepto mexicano revolucionario, el Estado es un agente activo de gestión y ordenación de los fenómenos vitales del país; no un mero custodio de la integridad nacional, de la paz y el orden públicos”.

No busca la mejor manera de servir a la población, sino reclama atribuciones sin condiciones. Dice que el gobierno no es exclusivamente policial. En lo que tiene razón. Todo gobierno (no Estado) tiene compromisos claros y diferenciados en el quehacer social, con los que propicia la vida, el bienestar y la prosperidad material de la población, sin molestar, estorbar ni complicar a nadie.

 “En opinión de la Comisión Dictaminadora, la doctrina en que se apoya el Plan es justa, como interpretación de la historia de nuestras instituciones revolucionarias; es lógica, conforme al sentido profundo de nuestro Derecho Político, y es coherente con las necesidades reales de nuestra estructura económica y de nuestro pueblo”.

 No es un instrumento objetivo, sino un intento de materializar una doctrina sin bases reales, Su lógica no es objetiva y verdadera, sino “la del sentido profundo de nuestro Derecho Público” (¿?), su justicia es como interpretación histórica de instituciones (¿?) y su coherencia no es con el mundo real.

”La Comisión Dictaminadora, es consecuencia, espera que la conciencia revolucionaria de esta Asamblea aprobará el criterio que preside el contenido ideológico del Plan Sexenal”.

No todo es engaño, acepta que el contenido del plan es ideológico, es decir subjetivo y no objetivo. Es un instrumento presidido por contenido emotivo y no racional.

”Es justo, en el criterio de la Comisión, el concepto de las funciones del Estado que se consigna en el Plan Sexenal, como interpretación de la historia de nuestras instituciones públicas actuales, porque éstas, según nuestro entender, descansan en tres realidades concordantes: la Revolución, el Partido y el Gobierno”.

La consigna de interpretación y entendimiento recalcan la relación entre la revolución, el partido y el gobierno. Para lo cual define revolución.

”La Revolución es el fenómeno histórico que consiste en el hecho de que el pueblo asuma activamente la empresa de realizar una nueva concepción de la vida en sociedad, transformando las instituciones públicas y el régimen de la producción”.

El pueblo asume la realización de una nueva concepción de la vida en sociedad. En un “activamente” de “político”, que consiste en no hacer nada y entregar todo incondicionalmente. Donde:

 “El Partido es el órgano mediante el cual la Revolución se manifiesta en acción política y social, para asumir el poder público y mantenerse en él mediante su actuación en la lucha democrática, y para transformar el régimen de convivencia social”.

El partido en nombre y representación del pueblo se encarga de todo y lo que sigue es muy esclarecedor.

Y el Gobierno, mientras se halle en manos del Partido Revolucionario, es el órgano de gestión pública a través del cual la Revolución realiza sus finalidades”.

Cada explicación descubre una tortuosidad del instrumento. El gobierno en manos de un órgano anónimo de gestión externo (¿?).

 “(…) Estima la Comisión que el intervencionismo del Estado que se adopta como doctrina en el Plan Sexenal, es lógico conforme al sentido profundo de nuestro Derecho Político, porque la Constitución de 1917 quitó al Estado el carácter de institución puramente política y lo orientó hacia la acción reguladora de los fenómenos vitales del país, adelantándose en este camino a las más modernas teorías y a las más progresistas naciones”.

No aclara si el concepto anterior de gobierno era policial o referí político, pero prueba desconocer la acción reguladora de fenómenos materiales y culturales, que le competen atender a todo gobierno, racional y demócrata.

“La Constitución de 1917 mantiene, sin embargo, el respeto a los derechos e iniciativas individuales, para no establecer un régimen de absorción y nulificación del individuo por el Estado; pero abandona definitivamente, por contraria a los intereses colectivos, la organización jurídica anterior, en la cual, por defecto y abuso en los medios de la acción gubernativa, se creó una situación de privilegio para las minorías poseedoras de la riqueza, con grave daño de las grandes masas de población, relegadas a una condición de miseria y servidumbre”.

De acuerdo que un problema lo causan las situaciones de privilegio. Pero acreditar toda la culpa a mala voluntad de las minorías poseedoras de riqueza, es concepto marxiano. Allí nació el ataque a los empresarios que hoy se pretende revertir. No perciben a la deficiente y mala distribución de superestructura e infraestructura estatal como parte del problema y consecuencia de la deficiente y abusiva acción gubernativa.

“Por último, la Comisión Dictaminadora afirma que la doctrina intervencionista es coherente con las condiciones reales de nuestra estructura económica y con las necesidades del país, puesto que en ella se concretan claramente las dos grandes normas que han de subordinar, durante el desarrollo del Plan Sexenal, la acción reguladora del Estado; por una parte, la norma jurídica, ya que la intervención estatal se efectuará en todos los casos conforme a derecho y a los principios de equidad establecidos; y por la otra, la norma técnica, en atención a que el Estado actuará en todo momento en la medida en que lo reclamen las necesidades inexcusables de la sociedad, y de acuerdo, salvo en casos notorios de rebeldía o incomprensión, con los elementos a los que afecte la intervención”.

Nótese que “lo coherente” con las “condiciones reales y estructura económica” consiste en que se concretan dos normas: la jurídica y la técnica (¿?). Valida lo natural con lo artificial. Dice que lo objetivo lo respalda lo subjetivo. El respaldo no son las posibilidades y necesidades Naturales sino las de la sociedad que el partido determina. No entiendo el acuerdo “con los elementos que afecte” (¿?).

“Atendiendo a nuestra realidad política, la Comisión no considera que el Plan Sexenal sea un programa que hombres de gabinete presentan al pueblo, sino que, de modo inverso, es el pueblo, ejercitado ya en el uso de sus derechos, el que ha venido ofreciendo al Partido de la Revolución un abundante material de observaciones, un cuadro completo de anhelos y necesidades, que los redactores del Plan organizaron, coordinaron y, a veces, tuvieron que encauzar”.

El partido es el órgano receptor, acaparador y garante de los anhelos y necesidades del pueblo, como premio a lo ejercitado y grandecito que esta en el uso de sus derechos (¿?). En típico argumento de político, que por hábiles se los quitan. Es decir, el crecimiento político del pueblo lo atrofia y vuelve un inútil que debe delegar su representación a un tutor que es el partido. Absurdo. Como el pueblo cambio de voz le quitan su derecho a hablar. El partido no solo es el jefe del Presidente sino de los diputados, senadores y jueces. Y dueño de la flora y fauna.

El problema de fondo es la forma de demencia, del tonto que se cree listo. Macario es expresión actual de una de esas formas: la de los teóricos puros. Actualmente parte del problema son los esquizofrénicos que se creen superresabios. Al parecer en una forma moderna de la “planeación soviética”, le pareció factible estabular macheteros memorizando teorías. Sin darse cuenta que especializarlos en fantasías los divorciaba del mundo real.

Incontables generaciones recabaron y refinaron conocimientos mediante el ensayo y error directamente en la frontera de contacto con el mundo real. Pero los estabulados que machetean teorías y conocimientos sistematizados y documentados eluden el mundo real. Y confunden con lo real, a las fantasías que son las teorías.

Encima padecen los mismos defectos que los alumnos de primaria. Que el contenido pedagógico es la repetición y el alambrismo en el mundo de fantasía de las teorías y no el de entender. Porque entender se limita al mundo real y “entender” teorías sin conocer su relación con el mundo real no lo es, sino solo creer.

De allí que parte del problema actual sea bajar de la palestra a los extraviados, los académicos de tiempo completo e investigadores, doctores y masters, que parte de su extravío consiste en creerse superresabios autorizados para meterse a hablar de y manipular precisamente de lo que ignoran: el mundo real.

Impreparados que como Macario desconocen todo sobre planeación (pensar) y confunden una relación de problemas, un sondeo de la percepción de la población o ideas del gobierno, que es a lo que se reduce la “planeación democrática”, con un proyecto ejecutable. Que como lo confiesa, comete la garrafal torpeza de tratar de extraer objetividades de subjetividades. De hacer ejecutables las cartas a Santa Claus.

Pensar o planear no es asunto de improvisados. Recuerden que la improvisación en la manera más eficaz y eficiente de desordenar cualquier cosa. Un problema grave actual son los mares de burros sabios, inteligentes de probeta, esquizofrénicos de gabinete y laboratorio, que ignorando sus propios límites y creyéndose plenipotenciarios bloquean y obstruyen la razón y el entendimiento.

Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.

http://www.grillaenelpoder.com.mx/edicion/index.php?option=com_content&view=article&id=16566:extravio-angel-pujalte-pineiro&catid=46:columna&Itemid=68

http://www.grillaenelpoder.com.mx/edicion/index.php?option=com_content&view=article&id=16638:extravio-ii-angel-pujalte-pineiro-&catid=46:columna&Itemid=68

El Presupuesto federal del 2008

 noviembre 2007

«El congreso exhibe su subdesarrollo en el recién aprobado presupuesto para 2008. Un verdadero presupuesto expresa un plan en lenguaje monetario, así como el programa lo traduce al lenguaje tiempo.

Pero “nuestros representantes” llaman “presupuesto” a algo sin plan ni programa, sin pies ni cabeza. Lo que evita controlar los recursos y corregir desviaciones. Lo único medio cuidado son apariencias.

Distribución que no resulta de un acto racional ni busca servir a la sociedad plural o resolver problemas del país. Sino que es un vulgar reparto tipo pirata disfrazado de asignación racional a necesidades de la población. El reparto pirata consiste en primero ver que botín consiguen y después ver como se lo dividen. En un juego que no considera a nadie fuera del “sindicato” o “sociedad” de piratas, más que como pretexto.

Es burda mecánica tercermundista y los piratas, trogloditas subdesarrollados. Troglodita viene de troglos, cueva, “que vive en cueva”. Los griegos lo definían como ser con apariencia de persona que vive como animal. Pero estos están peor. Parecen civilizados, pero la mala fe los hace menos que bestias. Ya que ninguna actúa de mala fe. Detalle relevante para la civilidad, ya que la buena fe es condición indispensable para la racionalidad y asociación. Su ausencia fulmina las dos.

El “cambio” consistió en que el reparto evoluciona de distribución entre ujiers atenidos a lo que les toque, de acuerdo al capricho de un cacique supremo, a uno que “democratizó” la distribución del botín, que hacen de los recursos del Estado, de acuerdo a la correlación de fuerzas entre pandillas, (también llamadas grupos o tribus) que forman el actual “sindicato”, en un reparto que sigue sin considerar a la población, que no forma parte de su “sociedad”, más allá de derecho a atole con el dedo. Lo opuesto a democracia en el sentido de un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. La presidenta del Congreso en su ingenuidad o cinismo, declaró que era un muy buen “presupuesto” porque no se había dejado fuera a ningún grupo.

El tamaño de la tajada que le toca a cada feudo o espacio presupuestal obvia la correlación de fuerzas como factor principal de un sistema de premios y castigos. Los problemas del país no importan más que como pretexto que se pone “sobre la mesa” para justificar cada tajada. Pero los meritos con que se consigue cada monto se esconden “bajo la mesa” y no guardan relación con el problema que se enarbola como tapujo.

En cada espacio presupuestal la tajada del león la capturan los señores feudales que lo controlan y bajo ellos una gleba de rémoras vive de las migajas que escapan a los grandes peces. Lo gordo para las cabezas, lo flaco para la infantería y para el pueblo nada. Funcionarios y burócratas de cada espacio presupuestal no dejan nada para los ajenos, para la sociedad plural.

La inteligencia, organización y orden no se consideran como factores para la solución de los problemas. Lo que plaga de impunes representantes de la triple “I” (ineficaces, incompetentes e ineptos) los círculos de poder.

El nivel de la Educación, inundaciones en Tabasco, Neza, Chalco, Iztapalapa, la falta de desarrollo de la sociedad plural, economía estancada, deficiente Función Pública, abandono ecológico y del campo, no lo resuelve una solución tan simple como aventar recursos a depósitos de acaparadores, por mucho que se denominen como el problema, las evidencias demuestran que por muchos recursos que se les den, no funcionan.

Y no lo hacen porque no son más que representaciones para justificar partidas presupuestales. Un síntoma de subdesarrollo es la artificialidad, empezando por la suplantación de la sociedad plural por parte de un conglomerado de grupos y pandillas oportunistas.

Tabasco es emblemático. El problema es la consecuencia lógica de los negocios inmobiliarios de políticos. Que a tierras sin valor, como pantanos y lagunas de inundación, le cambian el uso de suelo a uno de mayor valor, como habitacional. Tierras desesperanzadas a las que artificialmente les incrementan el valor despilfarrando recursos del Estado. Con que “inventan” un “negocio” para sus favorecidos, que presentan como “beneficio” a los ingenuos que caen en su engaño.

Trampa que es un vil traslado de recursos del Estado a bolsillos particulares, sin importar que el monto de recursos que se llevan unos cuantos trogloditas subdesarrollados sea infinitamente desproporcionado, con los daños que causan a la población que debían ayudar y proteger o a los recursos de todo el país, con lo que se va a tener que gastar para medio arreglar el problema. Eso es subdesarrollo, que la tajada de unos cuantos salvajes cueste enormidades a la población local y a todo el país. Que los negocios de unos cuantos inconscientes sean a costa de perjudicar a la mayoría.

Con la educación pasa igual, sería bueno saber que tanto de toda la partida “presupuestal” llega a las destartaladas instalaciones o al maestro que todos los días se para frente a los alumnos y personalmente trata de podarles las orejas. Y cuanto termina en cuentas y propiedades en el extranjero de pocos o en la nómina de enormes tropas que no sirven más que para amenazar con causar problemas, si se meten con sus “amos”.

Es claro que los méritos que premia el reparto no tienen que ver con el problema que se pretexta. Que importa simular la Educación con la entrega de certificados a cambio de tiempo parcial de reclusión, si ello los entrena para que después puedan entrar a engrosar las filas de la infantería de algún feudo del sistema, a cobrar a cambio de tiempo parcial de reclusión.

O cuanto se dilapida en negocios tan burdos, que requieren mucha ingenuidad creer en ellos, como que una máquina va a suplir al maestro. Ninguna computadora salva la responsabilidad de inconscientes incivilizados y sus enormes huestes de parásitos inútiles.

La composición aclara la parte agraciada del “sindicato” o “sociedad del reparto”: a saber, las oligarquías de partidos y sector privado, gobernadores y dependencias del gobierno federal (cada día más autónomas), sub divididas en feudos (cada día más autócratas), con denominaciones evocativas de problemas sensibles para la población: “desarrollo social”, “educación”, “economía”, “Función Pública”, “Ecología”, “Agrario”, etc. Y también se nota a los fuera de la sociedad o castigados. Quizás por creerse el cuento de los contrapesos, El Poder Judicial, IFE y CNDH.

El problema de fondo no consiste en que unos cuantos vean a los recursos del Estado como botín ni que consideren a las estructuras del gobierno como espacios presupuestales de los que hacen feudos con gleba incluida. Sino a que el primitivismo salvaje o subdesarrollo de la gente que se apodera de los instrumentos del Estado, vea a los demás como ajenos y crean que lo que obtienen se lo merecen o lo tienen ganado en sus luchas entre ellos y que por ello no dejen nada a cambio de lo que toman y que no les preocupe. En su impunidad.

El problema es la falta de unión en el país. Falta de colaboración que exhibe la inexistencia de compromisos comunes, que sean razón de ser fundamental y funcional de una alianza entre todos los habitantes del país. El problema es que impere el cada quien para su santo con la ley de la selva y que las alianzas sean complicidades mafiosas para depredar al todo.

En eso precisamente consiste el subdesarrollo. En encontrar muchísima más humanidad y civilidad en los excluidos de la “sociedad” (denomino así al sindicato de mafias), que en los feudales que secuestran los instrumentos del estado para usufructuarlos como propiedad particular, sin importarles que sus actos afecten a mucha gente, en grandes extensiones de territorio, durante mucho tiempo. Total cuando afloren las consecuencias de sus trapacerías, también las van a tomar de pretexto para pedir más recursos.

El subdesarrollo no analiza los malos resultados para encontrar sus causas y corregirlas, sino para que los mismos que causan el problema pidan más, para seguir haciendo lo mismo, que no es resolver nada.  En una “democracia” cuya mecánica considerar al tamaño de las huestes o la mala fe, como el derecho a para reclamar una tajada proporcional o para reclamar más. El orden feudal no permite se organice al país ni deja salir de las injusticias del subdesarrollo.

Tan desaseado es el desorden y les importa tan poco deformar las cosas que se refleja de manera muy notable en el paralelo documental de los comportamientos o ley, que en forma clara registra por escrito la desarticulación y desarreglo que han hecho nuestras “finas autoridades” del manual de organización y procedimientos que es el sistema legal del país.»

En: La disección de la Ley de obras públicas y servicios relacionados con las mismas, expongo la demencial situación aprobada por legisladores federales y locales, para la obra pública y compras del gobierno, que ambas están igual. En la infracultura el Reglamento de la Construcción y la Ley de Profesiones. La anomia, denuncia los artículos 25, 26 y 27 constitucionales. El desmembramiento y desarticulación del país, se inicia en leyes insuficientes o francamente torcidas. Pobre sociedad que encomienda la más alta responsabilidad social, como su legislación, a “Viernes”. Los instrumentos e instituciones sociales no pueden depender de caprichos irracionales sino de la razón. Los resultados a la vista obedecen al grado en que padecemos esta lacra, que crece…

http://grillaenelpoder.com.mx/archivo_1/modules.php?name=News&file=article&sid=4528

Problemas desatendidos del D.F. en el 2003

Problemas fundamentales del Distrito Federal que no se han planteado en forma racional.

1.- vialidad.

2.- basura.

3.- abasto de agua.

4.- drenaje.

5.- transporte.

6.- riesgo sísmico.

La seguridad es un problema consecuencia de la vialidad y de la densidad.

Vialidad.

La red ortogonal es la más eficiente, distribuye los vehículos en vez de concentrarlos. Lo demostraron los ejes viales en los 80.

El 2° piso corresponde a un modelo concentrador. Que da una sola opción para circular.

Carece de estudio de factibilidad que demuestre que era la mejor solución ni la más eficiente.

Carece de recuperación financiera de la inversión, ni en forma directa ni indirecta. Un análisis serio nos lleva a darnos cuenta que no se puede calificar como inversión sino que es un gasto, ya que no habrá recuperación de la inversión ni en forma directa ni indirecta.

El concreto utilizado en esta obra se pudo usar para remplazar pavimentos asfálticos, para abatir el gasto de manteamiento de la ciudad.

La construcción del 2º nivel se planeó mal: la dirección conflictiva en el periférico es de sur a norte, que es la que siguen en las mañanas los que van a trabajar. El sentido norte a sur se conflictúa en las noches por el regreso de los trabajadores a sus casas, cuando no hay presión laboral. Se construyó el sentido menos importante.

Basura, agua y drenaje.

Se fomenta la densificación de la ciudad, sin tomar en cuenta los incrementos de problemas que conlleva, como: generación de basura, volumen de agua para abasto y capacidad del drenaje.

El valle de México ya no tiene lugares para depósito de basura sin riesgo de contaminar el acuífero.

Se estima que la Cuenca consume cerca de 70 m3/seg de agua. De estos la mitad se importa de las cuencas aledañas y la otra mitad se toma del subsuelo la que no se recupera (otra versión dice que se extraen del subsuelo 3/4 partes).

La Cuenca carece de drenaje natural por lo que desalojar los 40 m3/seg de aguas negras y las aguas de lluvia, depende de un oneroso sistema de bombeo y del emisor central y del gran canal del desagüe.

La basura acabará por contaminar los mantos de agua subterránea limitando el abasto de agua del subsuelo y provocando epidemias.

El sobre bombeo de agua del subsuelo daña la arcilla del valle y con ellas las instalaciones subterráneas y la red de drenaje, generando otra fuente de contaminación, la de aguas negras que se mezclan con el agua de consumo.

La importación indiscriminada de agua al valle de México provoca crisis en la Cuenca del río Lerma, el más contaminado del país, que afecta a ciudades como Toluca, Guanajuato, León, Salamanca y Guadalajara.

Afecta la generación de energía eléctrica al quitar gran parte del gasto hidráulico de generación al sistema “Miguel Alemán” y a las presas Caracol, Infiernillo y la Villita del río Balsas,

Hay un riesgo grave de inundación de la ciudad por falta de mantenimiento al drenaje profundo y abandono de las presas reguladoras del poniente del valle.

Riesgo sísmico.

Desde 1987 los sismólogos mexicanos advirtieron sobre un macro sismo de la brecha de guerrero. No se han reparado o demolido gran parte de los edificios dañados por el sismo de 1985.

Diagnostico del gobierno y de la ciudad en el 2003

Contenido

Personalidad;                                                                                                                2

Estrategias Generales;                                                                                                 3

Manipulación de su imagen;                                                                                      3

Manipulación de su propuesta;                                                                                3

Comportamiento real;                                                                                                 4

Verdadero propósitode los puentes, segundos niveles y remozamiento del centrohistórico;                                                                                                            5

Abandono de Responsabilidades;                                                                            7

Problemas de la ciudad;                                                                                             7

Problema del Agua Potable                                                                                        7

Problema del Drenaje                                                                                                 8

Presas del Poniente                                                                                                     8

Drenaje Superficial                                                                                                      9

Drenaje Profundo                                                                                                        9

Problema Sísmico                                                                                                     10

Contraposición con acciones obligadas de beneficio a la ciudadanía           10

Arbitrariedades;                                                                                                        11

El Problema del Transporte de la ZMCM;                                                            13

Insuficiencias y dislates de la justificación de los segundos niveles que presenta el Gobierno del Distrito Federal;                                                                                14

Personalidad

El Jefe de Gobierno es un autócrata. Su ocupación monopólica del poder determina su falta de cuadros preparados, ya que se rodea de:

Imágenes patéticas de apariencia abasial que  conmueven a la gente ingenua, pero incompetentes para organizar o tomar decisiones. Así tenemos un procurador y un secretario de gobierno de apariencia bondadosa. Cualquier emergencia en sus campos de responsabilidad exhibe esta deficiencia.

O comparsas incondicionales que en vez de orientarlo o tomar decisiones se dedican a cumplir y respaldar sus caprichos. Como es el caso de la Secretaria de Obras y la del Medio Ambiente

         El manejo autocrático y sus cualidades personales determinan un gobierno con una gran destreza en el manejo de la palabra e incompetente en el manejo de la acción.

De ahí que toda emergencia o eventualidad fuera de rutina exhibe la total falta de capacidad de previsión, reacción o cualquier forma de respuesta del gobierno. Como lo demuestran los linchamientos que ha habido.

         Su principal fortaleza es el manejo propagandístico audiovisual enfocado a la masa sin capacidad de lectura ni análisis.

Estrategias Generales

Manipulación de su imagen personal

Aprovecha la torpeza, pusilanimidad e ineficacia del gobierno federal con un ataque constante en el que exhibe su debilidad y escasa capacidad, presentándose por contraste a sí mismo, con una imagen de firmeza y solidez, que capitaliza entre la población cansada de la retórica y en conjunción con su pose paternalista impacta a los humildes, dependientes y marginados.

Reniega de todo sin definir ninguna postura, su actitud essiempre negativa, de reacción “en contra de”; con una pose antitética que capitalizaaglutinando a los resentidos sociales de cualquier ideología.

Manipulación de su propuesta

Es un proyecto anodino plagado de reivindicaciones comunes, en el que prevalecen los aspectos ideológicos y propagandísticos sobre los aspectos prácticos. Lo presenta con simpleza y vaguedad conceptual pero con una fuerte carga emocional: “primero los pobres”, “defensor del pueblo”, “rayo de esperanza”. Desarrolla una iconografía portentosa con una retórica basada en palabras que representan valores asequibles y deseables como “orden”, “seguridad”, “progreso”, “bienestar”, “la mayor obra del sexenio a nivel nacional” o promesas ambiguas basadas en conceptos abstractos de los que cada quien tiene su propia interpretación como la “justicia” o “el cambio”. Todo lo que deviene en una simbología romántica que imbuye ideas políticas mágicas cuya constante reiteración la hace familiar, por lo que ya no se cuestiona, pero con la que crea expectativas inconscientes de la posibilidad de alcanzar un mejor nivel de vida a partir de cambios sustantivos en la economía y política.

Comportamiento real

Ha desarrollado un sistema clasista y duplicidad política manipulando y enfrentando a las clases media y baja, mientras beneficia a los grupos de poder.

         Establece con los poderes económicos una alianza oculta, a los que oferta su capacidad de dominar mediante la seducción a la masa, mientras les abre todas las puertas y les quita todo obstáculo para que especulen a placer, principalmente especulación inmobiliaria.    Del respaldo a los especuladores obtiene financiamiento y refuerzo a su imagen de capaz y decidido mientras la sociedad paga la caridad que distribuye y los beneficios de los negocios que realiza. Negocios en que los beneficios de unos cuantos provienen de encarecer el costo de administración de la ciudad, que requieren para funcionar del subsidio público, por lo que se pueden considerar un traslado directo de subsidios públicos a especuladores. (Subsidio al agua, electricidad, sobre costo de un drenaje que funciona en base a bombeo); manteniendo en total abandono los problemas de la ciudad que como administrador son su responsabilidad atender: drenaje, abastecimiento de agua, vialidad, basura, medio ambiente, edificios dañados por sismo.

Propósito verdadero de los puentes, segundos niveles y remozamiento del centro

         El propósito de estas obras es incrementar el plusvalor de las propiedades que el Gobierno del Distrito Federal ha vendido. Es decir, para beneficiar a los especuladores con los que se ha asociado en detrimento de la sociedad.

         Primero vendió más de cien edificios propiedad de la ciudad en el centro histórico a un precio y arreglo desconocido por manejarse oculto en un fideicomiso. Después, con cargo al presupuesto de la Ciudad, emprendió las obras de remozamiento del centro para incrementar el valor de las propiedades que vendió, en beneficio directo de los nuevos propietarios.

         El caso Giuliani lo esclarece. No lo trajeron por cuestiones de seguridad de la población, sino porque multiplicó por cuatro el valor de los inmuebles de Nueva York. Lo hizo creando una zona de seguridad libre de precaristas. Para lograrlo cercó los parques y lugares donde se refugiaban, incluso el Central Park, después les echo encima a la policía hasta que los corrió a todos de Manhattan, con lo que creó una zona elitista, lo que elevó 4 veces el valor de la propiedad y rentas.

         Modelo que no funciona en el centro histórico de la ciudad de México porque implica cercar desde Chalco hasta Ecatepec. Esta ciudad no es una isla. Pero encontró las islas en donde formar la zona elitista de alta seguridad y alto valor para poderosos, en las cimas de los cerros del poniente, que no se habían podido poblar por inaccesibles.

         Hacer accesibles estas islas es la verdadera razón de la construcción de los puentes del poniente, darles salida es la del distribuidor de San Antonio y del segundo nivel del periférico, comunicarlos con el aeropuerto es el propósito del segundo nivel del viaducto.

         Lo que realizó a costa de bloquear los últimos lugares por donde se recargaba el acuífero de la Cuenca, incrementar el número de pobladores, la demanda de servicios y agudizar el problema más crítico de la Ciudad que es el agua. La que por un lado cada día se tiene que extraer mayor cantidad y de estratos más profundos (oneroso), lo que a su vez acelera el hundimiento de la ciudad (destruirla) y la otra opción es importarla de cuencas vecinas lo que también es un problema creciente. El costo de subirla a los nuevos fraccionamientos también será con cargo a la ciudad.

         Los efectos del favoritismo a la especulación inmobiliaria para elitistas, complica los problemas de la ciudad (agua, drenaje, basura, vialidad) y los sobrecostos los van a terminar cargando los subsidios. De ahí que prácticamente sean traslados directo de subsidios públicos al bolsillo de especuladores.

         Otra acción con la que ha beneficiado a especuladores inmobiliarios y a industriales de la construcción en perjuicio de la ciudad ha sido el obsequio indiscriminado de licencias para la construcción de edificios en las delegaciones centrales, permitiendo y propiciando edificaciones multifamiliares en terrenos que eran unifamiliares, sin recato por los problemas de saturación en la vialidad, basura y drenaje o falta de abasto de agua y electricidad.

Abandono de responsabilidades

Problemas de la ciudad

         Ha abandonado, descuidado, complicado y dejado crecer problemas graves, a saber:

         Todavía existen más de cinco mil edificios dañados por el sismo de 1985 que no se han reparado y que representan un riesgo grave. Unos se usan como bodegas y otros se encuentran habitados por precaristas (Frente Francisco Villa o ambulantes).

         La saturación de la vialidad efecto de sus obras faraónicas y otorgamiento indiscriminado de licencias de construcción complica la prestación de los servicios de urgencia que el gobierno presta por las vialidades: policía, ambulancias, bomberos.

         Este bloqueo en la circulación propicia la creación de zonas en las que prospera la ilegalidad y economía informal: caciquismo, venta de armas, droga, piratería y contrabando. Antes la ínsula inaccesible era solamente Tepito, hoy hay muchas y enormes como Iztapalapa.

         Los problemas de Protección Civil los causa el mismo gobierno. Su falta de atención al drenaje es lo que ocasiona que cada temporada de lluvias se inunden grandes extensiones territoriales donde vive mucha gente de escasos recursos. Cometiendo una gran injusticia con esas familias humildes que pierden sus muebles y electrodomésticos antes de terminar de pagarlos.

Problema del Agua Potable

El gobierno del Distrito Federal ha seguido una política de densificar las zonas centrales de la ciudad, sin tomar en cuenta los datos siguientes:

         La ZMCM consume cerca de 70 m3/seg., de los cuales, a grandes rasgos, la mitad se importa de cuencas aledañas (Cutzamala, Lerma y Chiconautla) y la otra mitad se extrae del subsuelo. De los 6,850 millones de metros cúbicos que llueven al año en la Cuenca, el total que escurre se tira al drenaje. Es decir, se trata de una cuenca agotada por el mal manejo de sus recursos y en proceso agónico.

         La extracción del subsuelo es la que produce la deformación de la superficie y el hundimiento diferencial de varias zonas de la Ciudad. Lo que destruye a las construcciones en la superficie y disloca a las instalaciones subterráneas. De acuerdo a lo anterior no se deberían permitir más licencias de construcción dentro de la Cuenca, cambio de lotes unifamiliares a multifamiliares, construcción de edificios (Torre Mayor), urbanización de áreas nuevas, etc.

Problema del Drenaje

El gobierno del Distrito Federal ha descuidado el mantenimiento del sistema de drenaje de la Cuenca, y no se ven acciones para solucionar un problema que crece y complica:

Presas del Poniente;

         Se han abandonado las presas del poniente, cuyos vasos y derivaciones se encuentran invadidas por precaristas, por lo que poner a funcionar el sistema como fue pensado implica matar a mucha gente. No ponerlo a funcionar es lo que ha producido las inundaciones en los años pasados en avenida Revolución, Molinos, Barrilaco y Axiomatla.

         La capacidad de regulación también la reduce un inadecuado procedimiento de retiro de azolves. El azolve se traspalea de la parte baja a la alta dentro del mismo vaso. Con lo que se logra que la siguiente lluvia lo regrese a la parte baja.

         Estas obras se construyeron para regularizar agua de lluvia pero se están utilizando para captar aguas negras de las colonias adyacentes. Lo que además de disminuir aún más la capacidad del vaso, aumenta los azolves e impide aprovechar el agua de lluvia.

Drenaje Superficial

         La capacidad del drenaje superficial no se ha adecuado a la densificación urbana, con el agravante de que conduce tanto aguas negras como de lluvia, por ello es frecuente que se rebose, con lo que inunda a las colonias y disemina insalubridad

         El sobre bombeo del acuífero ha producido hundimientos diferenciales que han deformado la red de drenaje invirtiendo los flujos, dislocando y rompiendo tuberías, las cuales vierten aguas negras hacia el subsuelo. También agrieta la arcilla del valle por donde las fugas de agua negra pueden alcanzar el acuífero. Es posible que se produzca una epidemia de grandes proporciones.

Drenaje Profundo

         Se diseñó como vertedor de demasías del agua de lluvia. Actualmente se utiliza para sacar gran parte de las aguas negras del Valle, debido a que el Gran Canal del Desagüe ya no está en funcionamiento porque el hundimiento de la ciudad invirtió su flujo.

         El Emisor Central presenta problemas (taponamiento y destrucción del recubrimiento) y no se le ha dado mantenimiento desde los años 80, algo que por diseño requiere anualmente.

         Las inundaciones de las colonias en la zona de Santa Martha, son evidencia del mal estado en el que se encuentra el sistema de Drenaje Profundo

El Problema Sísmico

De acuerdo al Instituto de Ingeniería de la UNAM, se espera un sismo de grandes proporciones producto de la liberación de energía de la Brecha de Guerrero. Este sismo afectaría principalmente a dos ciudades Acapulco y México.

         Para el caso de la ciudad de México como consecuencia del sismo de 1985 por lo menos existen documentados y sin repararse más de 5000 edificios que se dañaron. Por otra parte el hundimiento y agrietamiento de la arcilla efecto de la sobre extracción de agua cambia el comportamiento del subsuelo por lo que edificios que no resultaron afectados en sismos anteriores pueden ahora dañarse. Lo preocupante es que no exista un programa del gobierno de la ciudad para atender este problema, como lo hubo en gobiernos anteriores.

Contraposición con acciones obligadas de beneficio a la ciudadanía

Privilegiar el transporte público y desalentar el uso del automóvil.

Unir las puntas del Metro.

Reordenar el transporte colectivo superficial (trolebús y autobús) con circuitos estudiados y tiempos controlados.

Romper cuellos de botella abriendo nuevos pasos en viaducto y periférico.

Terminar los puentes del Circuito Interior.

Abrir nuevos ejes viales para dar una solución distributiva al tránsito en vez de una concentradora.

Rehabilitar a los barrios para hacer más habitable a la ciudad, se ha privilegiado la construcción de vivienda y se ha abandonado a los servicios y espacios que hacen habitable a un lugar, con acciones como:

Construcción de parques nuevos. En vez de densificar la ciudad se debe desconcentrar y abrir espacios para que la población se reúna y pasee.

Construcción de mercados. Espacios para albergar a los comerciantes itinerantes del mercado sobre ruedas y a los ambulantes.

Construcción de zonas culturales; cines teatros bibliotecas.

Propiciar la creación de centros de trabajo de todo tipo, cercanos a las zonas habitacionales.

Arbitrariedades

Al gobernador de la Ciudad, la sociedad lo contrató para cumplir y hacer cumplir la ley. Sin embargo él ignora lo que es el Estado de Derecho y confunde su opinión con el derecho del Estado. Por eso sus acciones resultan caprichosas.

Como jefe de gobierno no puede emitir Bandos

Ninguna de las obras que ha emprendido se encontraba contemplada en el Programa Director para el Desarrollo Urbano del DF. o en los Programas Parciales.

Ninguno de sus actos cumple con el mandato del artículo 134 Constitucional que ordena que los recursos se manejen con eficiencia, eficacia y honradez, de ahí que debe:

Transparentar el Fideicomiso con el que oculta los arreglos con los que vendió propiedades de la ciudad (los edificios en el centro histórico y las cumbres de los cerros del poniente).

Transparentar el fideicomiso con el que maneja las plazas propiedad de la ciudad evitando que los gastos los cubra la ciudad y se oculten los ingresos.

Transparentar el manejo de la Policía Auxiliar, que es un ente que para unas cosas es público y para otras privado, a modo de comprobar que los gastos no los cubre la ciudad y los ingresos desaparecen.

Construcción de segundos niveles y puentes del poniente sin ninguna justificación que cumpla con el artículo 134 Constitucional.

El Problema del Transporte de la ZMCM

De acuerdo al INEGI la estructura del Transporte en la ZMCM, es la siguiente:

La Unidad de medición es porcentaje de viajes-persona-día

Medio%
Microbús55.2
Automóvil17.6
Metro13.0
Autobús6.7
Suburbano3.5
Taxi2.6
Otros0.9
Trolebús0.6

De la tabla se desprende que menos de la quinta parte de las personas que se trasladan en la ciudad lo hacen en automóvil

         De esa quinta parte de un 25 a un 30 % son usuarios del periférico, lo que viene a ser un 5 % de las personas que se transportan. Las otras vías que participan en el traslado de usuarios en la dirección N-S son el Eje 3 Ote, Calz. de Tlálpan, Eje Central, Cuauhtémoc. La más demandada de todas es calzada de Tlálpan. Quiere decir que el segundo nivel del periférico en el mejor de los casos solo beneficia a un 5 % de los usuarios.

         Los datos anteriores se debieron tomar en cuenta para la toma de decisión de realizar el segundo piso en el periférico, pero no fue así. De ahí que el 99 % de la inversión en vialidad se destinó a beneficiar a tan solo el 5 % de los usuarios.

Insuficiencias y dislates de la justificación de los segundos niveles que presenta el Gobierno del Distrito Federal.

No exhiben un estudio serio de los costos – beneficios del proyecto en cuestión. La documentación emitida por el Gobierno del Distrito Federal presenta incongruencia entre los datos en un mismo y entre los diversos documentos que han emitido, así como de la carencia total de sustento de las conclusiones, información y datos que manejan. No muestran datos de aforo ni de horarios, se confunde recuperación de la inversión con beneficios a la población, no presentan datos precisos del costo y no dan un parámetro para medir el valor agregado para los usuarios.

1.-     Ahorro de combustible 4.75 millones de litros. (Este dato no se sabe si es promedio o puntual, anual, mensual, diario y de que días). Otro documento establece que se dejarán de consumir 19 millones de litros de gasolina en el primer año de operación. A un costo de $ 6.50 el litro corresponde a un ahorro anual de 123.5 millones de pesos. Lo que viene a ser el 4 % del total de la inversión.

         Conclusión: aceptando sin conceder estos números, esta obra se amortizaría bajo el punto de vista del usuario en 25 años. Sin embargo se basa en pensamiento simplista que no considera la caída de los beneficios por la saturación ocasionada por el crecimiento del tráfico en ese periodo. Es decir calcular la vida útil en base al tiempo de saturación.

2.-     De acuerdo a los números del Gobierno del Distrito Federal el ahorro en horas hombre es de 1.04 o de 4.17 millones de horas hombre dependiendo del documento que se consulte.

         El Metro transporta 3 millones de personas al día, suponiendo que cada persona consuma 1 hora, el tiempo de ahorro al año es menor a las horas hombre que el Metro transporta en un día. Es decir cualquier mejora en el Metro (como unir las puntas o completar las líneas) produce un beneficio desproporcionadamente mayor.

3.-     De acuerdo a los números del Gobierno del Distrito Federal la superficie construida corresponde a 17.8 hectáreas.

         Este proyecto daña el diseño urbano y ocupa grandes espacios En el transporte subterráneo esta afectación no existe.

         Con el concreto depositado en las obras del segundo piso (sin considerar a las columnas ni cimentaciones) se hubiera podido pavimentar con concreto hidráulico más de 60 kilómetros de vialidades, abatiendo los costos anuales de mantenimiento de pavimentos de la Ciudad.

4.- El Gobierno del Distrito Federal en un documento prevé la disminución de la emisión de contaminantes en 5,592.3 toneladas al año y en otras 30,000 toneladas al año. De acuerdo al CONAFOVI la emisión de contaminantes es del orden de los 3 millones, por lo tanto el beneficio esperado es de tan solo del 1 % del problema

Aceptándo sin conceder, el Gobierno del Distrito Federal no aclara como calculó sus cifras. Pero habría que esclarecer la forma en que un número mayor de motores encendidos produzca una cantidad menor de contaminación. El parque vehicular disponible rebasa la capacidad de las vialidades y es esta capacidad la que limita su uso. Al ampliar la capacidad de las vialidades se pone a circular y a contaminar un mayor número de vehículos.

Ingeniería Civil y la Organización Social

mayo de 2003

Referencia, XIV Congreso de Ingeniería Civil

Diciembre de 1994.

  Organización social

 La estructura del mecanismo político del poder, centralizado en el Valle de México, ha provocado en los diversos asentamientos humanos del país que los flujos financieros y de información no se realicen en forma paulatina de abajo hacia arriba, de acuerdo con los canales establecidos por el plan de organización social que es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,

 La falta de información y de recursos financieros en el ámbito municipal provoca la disolución de las responsabilidades del gobierno municipal hacia los ciudadanos. No se responde en forma natural más que hacia quien proporciona los recursos financieros en forma directa. La falta de información también rompe el proceso directivo a nivel municipal, inhibiendo la posibilidad de conocer los efectos de las resoluciones adoptadas.

 La responsabilidad municipal y estatal se orienta hacia el Gobierno Federal, ya que de éste recibe los recursos y es a éste a quien debe responder por el uso de los mismos. Quizá la consecuencia más grave de la situación que se observa sea la pérdida de la noción de la ciudadanía por parte de los habitantes de la población. Noción de ciudadanía que no puede rescatarse sin restablecer la relación ciudadano-autoridad electa, y la conciencia ciudadana de contribuir mediante el pago de impuestos y de servicios al mejoramiento de la calidad de vida de la población que habita.

 Esto también se llama confianza pública, que no es sino la manifestación cuantitativa de que la sociedad ha recibido los servicios por los que ha pagado, ya sea moral o materialmente. La falta de autonomía municipal y del concepto de ciudadanía no solamente impide a las poblaciones hacerse autoresponsables de su propio desarrollo, sino que además nos hace considerar la cuestión de que si las ciudades en México pueden recibir el nombre de ciudades en el sentido real de la palabra, o solamente podemos calificarlas como conglomerados humanos, donde probablemente dominen los intereses personales sin tomar en cuenta los intereses de la comunidad.

 Estrategia general de desarrollo de ciudades 

  1. Examinar el cuadro jurídico o institucional como factor causal de los problemas de la ciudad,
  1. Necesidad de modificar ese factor para alcanzar los resultados apetecidos, ya que no es un presupuesto natural, sino fruto de la convención, resultado de decisiones contingentes y siempre revisable por el legislador.
  1. Los flujos financieros y de información para el desarrollo de la ciudad se deben realizar en forma paulatina, de abajo hacia arriba, y siguiendo los canales establecidos por el plan de organización social que es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Lo anterior significa modificar la actitud del poder político, que tiende a lo hegemónico, de manera que, estableciéndose un orden social que restituya el pacto ciudadano, haga del municipio la piedra angular de los sistemas políticos, jurídicos, sociales y de finanzas públicas. Lo anterior conducirá a una estrategia de desarrollo nacional equilibrado, basado en la autonomía municipal (el municipio libre), la urbanización rural y la agrupación de los municipios en estados libres y soberanos. Se pretende modificar el patrón de organización hegemónica, sustituyéndolo por un patrón de organización equística, en el que cada asentamiento humano se desarrolle por sus méritos y con sus particularidades de riqueza natural. Las relaciones de asociación sustituirían la relación de dominación, a fin de llegar a la utilización común y ordenada de todos los medios materiales e intelectuales con que se cuenta. 

  1. Restituir la confianza pública mediante el restablecimiento de la relación directa ciudadano-autoridad electa. Esto solamente podrá lograrse fortaleciendo la autoridad municipal y canalizando las contribuciones ciudadanas a través de la tesorería municipal. La restitución de la confianza pública que se lograría a nivel municipal será también una contribución importante en el proceso de lograr la identidad ciudadana y nacional.
  1. Cambiar el modelo de desarrollo basado en el concepto de polos de desarrollo por el de modelos de desarrollo distributivo, orientado al fortalecimiento de los mercados internos regionales mediante el aprovechamiento de los recursos naturales en el sitio que éstos se encuentren.

Lo anterior implica el desarrollo equístico de la red de transporte, tanto en el plano citadino como en los planos estatal y nacional. 

  1. La ley general de asentamientos humanos puede ser un instrumento poderoso para lograr el restablecimiento del orden constitucional en el país. Sugerimos que en la ley mencionada se enfaticen los conceptos de municipio libre, urbanización rural, desarrollo armónico, condición ciudadana (relación ciudadano-autoridad electa) y confianza pública.
  1. Consecuentemente con lo anterior se recomienda dar plena vigencia a las leyes y códigos de los estados.
  1. El crecimiento acelerado de las grandes ciudades debido básicamente al establecimiento de colonias precaristas que forman cinturones de miseria, encuentran su explicación en la falta de trabajo y de servicios urbanos en los municipios rurales. Esta situación obliga a la población rural acercarse en búsqueda de empleos y servicios a los principales nścleos poblacionales. Desde este punto de vista, el problema de la ciudad es el problema del campo y sólo podrá solucionarse con una estrategia de desarrollo basada en la autonomía municipal y la urbanización rural. También la diferencia de salarios entre ciudad y campo (…) (son mayores los de las ciudades) ha sido un factor muy influyente en este fenómeno. El flujo migratorio también puede cambiarse estableciendo en el campo salarios mayores a los de la ciudad.

 

CE 06 Organiz Social0001CE 06 Organiz Social0002CE 06 Organiz Social0003