Ya nació el sexto

Me acaban de entregar el libro: «Disección de la Ley sobre la Planeación General de la República».

Es el estudio de la razón por la que en nuestro país no se administra en forma racional la relación material en la frontera de contacto de la sociedad con la Naturaleza. No se hace una planeación física del territorio nacional.

La historia de la forma en la que otras disciplinas e intereses secuestraron el intento que en 1929 efectuó un inteligente ingeniero civil mexicano.

Tambien es el contraste entre las visiones del mundo e intereses de prácticas e intereses que apesar de usar y compartir palabras que pueden dar la idea que se refieren a un significado semejante, se refieren a significados totalmente diferentes y muchas veces incompatibles.

Por lo que espero que este libro sirva para distinguir la importancia y necesidad de pensar antes de actuar, de planear o racionalizar lo que se va a hacer.

Y tambien lo diuferente que es la planeación o racionalización de cada ámbito de contacto del hombre con el mundo.

Nuevos Impuestos

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador, en los primeros tres años de su gobierno no iban a haber nuevos impuestos. Lo que en unos casos se pretexta como un muy discutible ajuste de inflación, pero otro es abiertamente un incumplimiento a la promesa.

Como lo es la iniciativa para que a partir del año que entra se cobre impuesto a las donaciones y herencias. Las que hasta ahora estaban exentas de impuestos. Pero a partir del primero de enero del 2020, a partir de cierto monto se va a tener que pagar un impuesto.

Lo que es una ley antipatrimonialista que va a desalentar el ahorro y la inversión familiar en inmuebles. Una cosa es el lavado de dinero, al que la ley ya permite expropiar todo su producto y otra es el fruto del trabajo honesto, legítimo, de sacrificios y privaciones, quizá de toda una vida, para dejar algo a los hijos.

El problema de gobernar con visión de rasero para los que tienen algo y mentalidad de “Chucho el roto”, es que no pone a trabajar al país ni genera riqueza. Ni siquiera le va a quitar a los más ricos para dárselo a los pobres. Sino que es otro ataque a la clase media, a la gente de trabajo y esfuerzo, que no es poderosa y que ha cometido el error de seguirle apostando a la justicia de éste país. A que no va a seguir un camino por el que no se reparte riqueza sino pobreza.

Los más ricos tienen en su nómina a los abogados y contadores más mañosos, saben protegerse y esconder su patrimonio y no es casual que anden pegados al “preciso” desde que fue jefe de gobierno. Y son a los que cada año en flagrante violación al Artículo 28 constitucional, se les condonan deudas y montos multimillonarios de impuestos.

Y repito, el país no progresa quitándoles a unos para dárselos a otros. Lo correcto es echar a andar al país. Poner a trabajar a toda la sociedad en actividades útiles y valiosas para toda la sociedad, en actividades benéficas que creen plusvalor. Lo que no se logra consintiendo a empresarios simulados que no funcionan sin el favoritismo del gobierno ni mal acostumbrando a marginados.

Lo inteligente es establecer igualdad de oportunidades y abrir canales de movilidad social que operen en base al esfuerzo personal. Lo que conduciría a la sociedad a su propia superación, en la que cada quien se labre su propio bienestar y prosperidad material y aporte al bien común.

El problema de fondo no es de dinero sino de ideas. No es de fastidiar a unos para beneficiar a otros, sino de organizar a todos en la dinámica de un orden que beneficie a todos. Estatuir un orden en el que al que se porta bien le vaya bien y al que se porta mal le vaya mal. No uno, como el actual, en el que al que se porta bien le va mal y al que se porta mal le va bien. Al castigar a los que trabajan y malbaratar los recursos, no hay cantidad que alcance.

Ese camino nos va a llevar a una situación similar a la de Venezuela.

Estrategos y tákticos

Según S.L. Mensbolt, la planeación es parte de la actividad humana, ya sea individual o de un grupo de individuos que fijan una meta determinada y poseen la voluntad y la inteligencia necesarias para obtenerla, esto es, la habilidad de hacer sacrificios en aras de lograr algo que consideran más importante que lo que se sacrifica.

Toda planeación siempre tiene dos niveles: la estratégica y la táctica. En los ejércitos griegos, los generales eran conocidos como «estrategos» (de estrato o capa superior). Mientras que el «takticos» era un comandante de nivel inferior al estratego. La planeación estratégica, es la que realizan los altos dirigentes y la planeación táctica es la que realizan los mandos intermedios y se subordina a la planeación estratégica.

La planeación estratégica la elaboran necesariamente los más altos niveles de las instituciones. Implica conocimiento de todas y cada una de las diferentes áreas de la institución y visión panorámica. La planeación táctica deriva de la planeación estratégica y la elaboran los niveles operacionales y consiste en ajustar lo general a las particularidades de cada caso, al retrato individual del momento.

La planeación a alto nivel de dirigencia o estratégica, se enfoca en formular los lineamientos generales que orienten en la mejor forma posible, la acción, los esfuerzos y los recursos disponibles de cualquier carácter y naturaleza. Mientras que la planeación operativa o táctica, se enfoca en organizar y aplicar los recursos en los programas, acciones o encuentros que de acuerdo a la situación y las circunstancias, contribuyan en la forma más efectiva a lograr el fin propuesto.

Ninguna planeación esta completa sin planeación estratégica, la que no es un estilo de planear, sino la racionalización de la acción de los altos directivos, cuya calidad depende de la calidad de estos y de los enfoques que le den. Como tampoco ninguna planeación esta completa, sin la racionalización táctica u operativa, sin que en los frentes en los que se ejecuta la acción, se adecuen los lineamientos generales, que trazaron los mandos superiores, a las particularidades del aquí y ahora, de lo real, que siempre es cambiante y diferente.

Las aclaraciones anteriores las trae a colación, que solo se ve planeación estratégica sin planeación táctica. Un afán de gobernar en base a lineamientos generales a los que no se les hacen los ajustes y adecuaciones pertinentes a cada caso. Se instruye extirpar el cáncer sin el cirujano que distinga lo malo de lo bueno y que corte lo que debe cortar y respete lo que debe salvar.

En lo general el diagnostico y la receta del presidente Andrés Manuel López Obrador son correctos. Hay corrupción en todo el sistema social del país y se debe extirpar. Incluso, como ya lo reconoció el presidente, hay corrupción hasta dentro de los investigadores, en el CONACyT. Para solo notar que el problema salpica hasta a lo que se creería que sería lo más limpio.

Pero la solución es mucho más complicada que el diagnóstico de planeación estrategica. Porque para darle a cada quien lo que se merece. Castigar a los que se portan mal y premiar a los que se portan bien. Alentar los buenos comportamientos y desalentar los malos. Primero se debe identificar a las lacras que se deben extirpar y se encuentran incrustadas y mezcladas entre los individuos que si aportan y retribuyen lo que cuestan.

Lo taktico consiste en descubrir a los mafiosos perniciosos, que son verdaderas sanguijuelas de los recursos públicos que en vez de beneficiar perjudican al país, a los que son sus compañeros y a la actividad de la que dicen formar parte, para extirparlos y desalentarlos. Y distinguirlos de los que si cumplen, de los que se debe proteger y de la actividad que se debe alentar y que los perniciosos usan como parapetos.

Unos cumplen sus compromisos y retribuyen dando resultados, con trabajo útil y valioso para la sociedad. Mientras que otros afianzan su posición en base a relaciones oscuras, compromisos inconfesables y complicidades de grupo que traicionan a la sociedad plural. Para decirlo de otra forma. Unos son mafiosos enemigos de la sociedad y otros le cumplen a la sociedad. Unos son valiosos y otros son una enfermedad de la institución y la organización social.

Lo interesante es que la posición más sólida y firme casi nunca es la de los valiosos, sino la de los mafiosos. Porque los buenos se dedican a trabajar y no a grillar, mientras que los perniciosos ocupan su tiempo en grillar, amafiarse y pensar maldades. Se hacen expertos en ocultarse y parapetarse tras el trabajo de los buenos y de los fines superiores y lo deseable de la institución, tras todo lo que ellos no respetan, sino explotan. En poner por delante los beneficios que ellos no aportan sino estafan. En presumir los logros de los que si trabajan y desquitan y en esconder y negar el lastre y lo perjudicial que son ellos.

Y en buscar la forma en que los recortes, castigos y remedios generales recaigan sobre los valiosos y cumplidos, pero desorganizados y desconcertados, para que ellos conserven sus posiciones y canonjías.

Extirparlos es una cirugía que no se puede hacer de lejos. Sino con una lucha cuerpo a cuerpo, que se debe dirigir desde cada trinchera. No se pueden tirar las manzanas podridas de corrupción, sacudiendo al árbol. Porque así solo se tiran manzanas buenas. Alguien que las distinga, sea incorruptible y no claudique, se debe subir al árbol para arrancar una por una.

Si Andrés Manuel no cuenta con todos los buenos operativos que requiere para todos los frentes, con takticos eficaces, muchos frentes se van a volver Galípolis. 

Medias verdades

diciembre 2015

El destape internacional de la ineptitud e incompetencia de nuestro gobierno lo ha metido en un brete, al aprovecharlas vivales y oportunistas en su provecho.

El destape internacional de la incapacidad, faltas y culpas del gallinero gubernamental le mostró una puerta abierta y despertó la codicia a nuevas zorras internacionales. No es secreta la forma en la que los primos acostumbran utilizar la nulidad y colas sucias de muchos de nuestros personajes de la política para inclinar la balanza y torcer la ruta del país en su beneficio.

Como tampoco lo era la mínima pretensión de cubrir las formas y altura de miras con las que acostumbran abusar. En contraposición las zorras arribistas carecen de categoría, vergüenza y nivel. El agujero por el que se meten son las informalidades y errores del caso de Ayotzinapa.

No creo que nadie dude que los normalistas estén muertos. Ni de los autores materiales. Como tampoco del desaseo con el que se manejó el asunto. Que lió una madeja de errores involuntarios de incompetencia con distorsiones interesadas de mala fe.

Una enorme sombra que se cierne sobre la investigación es la omisión de aclaraciones. Como las de todos los autores intelectuales y los acontecimientos que permanecen tras bambalinas pero que fueron los que motivaron que los tramoyistas salieran de su escondite a matar frente al publico a los “extras” que subieron al escenario, para esconder lo que pasaba tras bambalinas.

Esta es mi victima, solo yo puedo extorsionarla y abusar de ella.

https://angelpujaltepineiro.com/ , Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.

Entre tecnócratas y opinócratas

oct 2018

Quien puede decidir

La consulta del aeropuerto saca a la luz una confusión que nace de un concepto indefinido, que desorienta y enturbia los debates, desorden que además es abonado por la precariedad conceptual de los opinadores. Los que con desplantes de filósofos exponen su desconocimiento, superficialidad y falta de seriedad, cuando aparentan “pensar” a que disciplina le compete decidir la ubicación del NAICM, si a los tecnócratas o a los políticos. Pantomima en la que tratan de elucidar cuales decisiones le competen a los políticos y cuales a los tecnócratas.

En enredo no es simple, sino una amalgama de varios errores conceptuales. La primer mancha oscura es el indefinido y ambiguo término “tecnócrata”, que se ha popularizado y ampliado su contenido a muchas actividades que se cubren con un velo de misterio. El término original según una definición significa dos cosas:

  1. La persona que desempeña una función de dirección como técnico o especialista en una materia.
  2. La persona que es partidario de la tecnocracia.

Delimitaciones que solo aclaran parte de la confusión. Según la primera definición es alguien que ocupa un puesto directivo por poseer un conocimiento o capacidad privativa, por ser un técnico o especialista en algo en base a lo cual desempeña la función de dirección. Lo que por un lado descubre que ciertas funciones de dirección se han establecido como un nicho de exclusividad laboral. Lo que en todo caso, aclarar las funciones de dirección aclara los méritos que deben tener los aspirantes para ser miembros de ese exclusivo nicho laboral. Conocer las funciones descifra lo que se espera del que las desempeña.

Sin embargo, en la vulgarización del término no se aclara el campo ni la naturaleza del opaco espacio, materia o especialidad en la que se debe ser técnico o especialista, ni los méritos que hacen de alguien un técnico o especialista, ni los resultados que promete ni los compromisos que asume. Lo que se presta a que cualquier oportunista sorprenda ostentándose como algo indefinido que da una especie de status gratuito, en el que no se asume ningún compromiso ni obligación.

Es oportuno aclarar que una cosa es un técnico y otra un profesional. El técnico es un individuo que tiene la disciplina y el orden para ejecutar con todo rigor un procedimiento, sin agregar ni cambiar nada. Por lo que tienen prohibido pensar. Igual que los insectos. En el momento en la que una abeja piense y altere el comportamiento invariable de su rol en la especie, desgracia a la colmena. En el momento en que un laboratorista altere el procedimiento de las pruebas que efectúa, ya no se sabe que prueba efectúa. Los técnicos son principalmente proveedores de información para alguien más que posee el conocimiento para interpretar los resultados y sacar conclusiones.

Sin embargo en la discusión pública no se habla de un profesional. El profesional es una persona que tiene una preparación formal para predecir el futuro en una frontera de contacto del hombre con la Naturaleza. Un ejemplo, para no usar el de la desprestigiada y venida a menos Ingeniería Civil, es el de un Médico. Que tiene que diagnosticar, pronosticar y curar. Y en las profesiones no hay concesiones, si no cumple, no es médico, aunque use bata blanca, esté titulado y hable mucho, es charlatán. El profesionista es otra línea de la actividad lucrativa, que no viene al caso.

En la confusión resulta que la totalidad de los que aceptan que se les denomine o se autodenominan tecnócratas, no son profesionales. Unos porque su mundo no es el material y otros porque son una especie de charlatanes que viven del argüende parapetados tras el mito. El origen de la palabra son los funcionarios que se preparan en una universidad extranjera. En fiel cumplimiento a la recomendación de un ex presidente gringo que dijo que la mejor forma de controlar a un país subdesarrollado era educar a sus dirigentes en las escuelas de ellos.

Lo que aclara otra arista del significado original de la palabra tecnócrata, que es alguien que estudió en el extranjero algo de la dirección de un país, por lo que “en ese algo” porta los conocimientos y el punto de vista foráneo, que en el tercer mundo se ha vendido como superiores a los locales. Después de aclarar lo anterior procede esclarecer la materia en la que son “tecnócratas”, lo que estudian. Porque no estudian una ciencia, un conocimiento que permite repetir y controlar los fenómenos que se estudian, sino algo que esta entre recetas de cocina y superstición. Por eso tampoco son científicos, sino tecnócratas. Por el estado incipiente e insipiente, en el que se encuentra el conocimiento que estudian, que es la macro economía. Que es la materia que estudian los tecnócratas originales y por la que reclaman el derecho a dirigir al país, sin dar explicaciones… ni tampoco comprometerse a ningún resultado.

Quizá porque las técnicas y recetas no alcanzan a descifrar las causas del comportamiento de los fenómenos en los que se enfocan, sino solo expresan los efectos con palabras misteriosas, como que la economía se calienta, ralentiza o que el comportamiento es “cíclico”. Pero claramente no conocen la razón por la que se calienta ni la de los ciclos. Y al no conocerlas en vez de incidir en las causas aplican recetas para paliar los efectos o sintomas, como las de una abuela. Una razón para solo estudiar la superficie y no profundizar a las entrañas de los fenómenos, es la complejidad de las relaciones, la descomunal cantidad de variables que intervienen y la enorme amplitud en la que fluctua el estado en el que se encuentre cada variable, de la economía de cada país.

Cuando lo racional es que en vez de limitarse a una manera muy superficial de medir las variables y aplicar recetas demasiado generales, lo procedente es que cada nación estudie su propia realidad desde todos los puntos de vista de todas las disciplinas profesionales. La auténtica ingeniería civil explica las razones físicas del subdesarrollo y la forma de superarlas, de impulsar la economía, ampliar la distribución de la riqueza, abrir los canales de movilidad social y propiciar el bienestar y prosperidad material de la población, en formas que no solo son lógicas y cualquiera entiende, sino que prometen resultados medibles y palpables para todos. Aunque las desconozcan los economistas, tecnócratas, especialistas y por supuesto los políticos.

Pero en vez de racionalizar y profesionalizar el análisis de los problemas, el nicho de los “tecnócratas y especialistas” ha crecido y gracias a su opacidad no se ha mantenido como un apelativo exclusivo de los que estudiaron macroeconomía en el extranjero, sino que se ha popularizado convirtiéndose en un club de charlatanes que incluye a toda clase de vividores que con un conocimiento precario y formación deficiente, en cualquier materia exótica o sibilina, se ostenta como alguien con un conocimiento superior y mágico. Es decir, el termino “tecnócrata y especialista” ya lo usan los chamanes, adivinos y magos contemporáneos de cualquier campo.

Después de aclarar lo anterior regreso y reformulo la pregunta original: ¿En que debe decidir cada disciplina?, hasta donde llegan los alcances de los tecnócratas y hasta donde los de los políticos. Y me parece que los únicos tecnócratas que tienen mérito probado son los del Banco de México. Cuya única misión es mantener estable la moneda. Para lo cual no ha sido necesario estudiar materias enigmáticas en el extranjero, sino mantener una disciplina que conoce cualquier ama de casa responsable. No gastar más de lo que se tiene, ni imprimir dinero sin respaldo real. Y por mi parte agrego la duda de la necesidad del déficit y la de endeudarse.

Los otros “tecnócratas”, los que trabajan fuera del Banco de México no veo que hayan hecho gran cosa. Fuera de aprovechar los altos cargos para enriquecerse desproporcionadamente o conseguir altas chambas en grandes empresas extranjeras, no veo los beneficios para el país. Lo impresentable de un raquítico crecimiento anual de la economía del 2 %, el colapso de la clase media y la mala distribución de la riqueza y oportunidades, no me deja mentir ni da lugar a discusiones.

Por lo que saco de la discusión a los tecnócratas y replanteo la confronta con otro participante: los profesionales.  Lo que pone la disyuntiva en: ¿En que debe decidir cada disciplina?, ¿hasta donde llegan los alcances de los profesionales y hasta donde los de los políticos? Vuelvo a aclarar que un profesional no es un profesionista, un técnico, un especialista en ninguna rama ni un investigador, sino un generalista. Alguien con visión de conjunto y no de microscopio. Con mirada de águila, amplia y profunda. Que se da cuenta que el aeropuerto no es lo que esta saturado sino la megalópolis y la Cuenca de México. De los que había a mediados del siglo pasado y que desbastaron los investigadores. De los que es muy necesario que resurjan para equilibrar e impulsar el desarrollo nacional. Dicho lo cual, la cuestión la aclara el campo de competencia y los alcances reales de cada cual.

El profesional es el que se prepara para administrar una frontera de contacto de la sociedad con la Naturaleza. Mientras que el político carece de preparación formal, como desde seis siglos entes de Cristo lo notó el hijo de picapedrero: Que para zapatero se requería un conocimiento y preparación formal y para político nada.

La razón es muy sencilla y clara. El profesional debe conocer muy bien la frontera de la sociedad con la Naturaleza, para poder administrar las relaciones con ella, porque en toda la frontera de contacto del hombre con la Naturaleza la única opinión, reglas y normas que rigen son las de la Naturaleza. Y la Naturaleza no condesciende, olvida ni perdona nada. Y nunca deja de cobrar venganza.

Mientras que el político carece de ciencia, técnica, metodología, procedimientos y recetas porque la materia en la que trabaja es en la opinión ajena. Su campo es el estado de ánimo de la población. No tiene alcance en la opinión ni el estado de ánimo de la Naturaleza. El mejor rol que puede desarrollar un político en una sociedad es mantener el buen talante de la población para que las relaciones interpersonales y grupales en la sociedad sean armoniosas y fluyan suavemente mientras todos jalan para el mismo lado.

Para lo cual no debe de optar por la salida más fácil. Beneficiar a unos y engañar con falsas esperanzas a otros. Eso no lo hace un auténtico político sino un charlatán oportunista de la política. Tampoco es alguien que se lava las manos sometiendo todo lo que requiere un conocimiento serio a votación, para responsabilizar a las posibles victimas de los resultados. Eso lo hace un irresponsable al que no le importan lo que resulte ni a quien perjudique.

Otra parte de la confusión la crea que en la ubicación del NAICM no se oye ninguna voz de profesionales. Se oye a puros especialistas, híper especialistas y actores con conflicto de interés. Todos con la misma visión de “monóculo ingles”, la misma que un oficial chino le manifestó a Ernest Hemingway, a su regreso de China: “¿Sabe por qué el inglés usa monóculo? Porque así, con un ojo ve lo que quiere ver y con el otro no ve lo que no quiere ver”.

No son serios, responsables ni profesionales los que solo ven para arriba y pretenden que la viabilidad del espacio aéreo sea la principal razón que determine la ubicación del NAICM. Tampoco lo son los mercenarios de la construcción que solo ven un jugoso negocio y no ven las consecuencias de ir contra la Naturaleza para el país y la Cuenca, ni las políticas, económicas ni sociales. Menos los mercaderes que solo ven el lucro indiscriminadamente.

Lo que nadie ha expuesto es el problema de ahondar el desequilibrio del desarrollo nacional, agravar el centralismo político, económico y social en la Cuenca de México. Agrandar un asentamiento urbano decadente y agravar los daños de una cuenca moribunda. Que además va a hacer que más gente se venga a asentar a un territorio aglomerado que tiene agotados sus recursos naturales.

La propaganda repite hasta el cansancio que es un gran negocio sin que nadie mencione la tasa interna de retorno de la inversión del NAICM. Una cifra fundamental para valuar los beneficios de cualquier proyecto. Pero ninguno de los defensores a ultranza puede darla, porque como no le preocupa a los intereses parciales, no se ha calculado o no es conveniente mencionarla. Porque como en vez de iniciar la obra con un proyecto ejecutivo, se arrancaron los trabajos con la imagen computarizada de un sueño. Una fantasía. Sin ninguna exploración, estudio, determinación ni calculo de nada. Solo la emoción de una aventura en la que filibusteros duermen a la audiencia con promesas del paraíso, mientra ellos se llenan los bolsillos.

Como en toda aventura en la que se sale a ver que se encuentra y la forma de aprovechar lo que aparezca, no existe certeza de la fecha de terminación ni del costo final de la obra. Como van por un porcentaje, mientras más crezca mejor. Total que al final mientras la obra apantalle y no se caiga en lo que acaban de cobrar, lo que pase después ya no importa. Ya se habrán llenado los bolsillos. Y si hay que meterle más dinero a la obra, pues será más chamba. Y mientras mayor sean los costos de operación y de mantenimiento, mayor será la tajada que se pueda sacar de ellos. Ningún proyecto serio se basa en promesas de cosas deseables pero indefinidas. En puras medias verdades… o grandes mentiras.

Después de comentar el valor que tiene la opinión de los parciales y mercenarios, toca aclarar los alcances de los políticos en las decisiones de aspectos materiales. Para lo cual considero suficiente aclarar la razón por la que es necesario construir un nuevo aeropuerto. Y la razón es muy sencilla: por una serie de malas decisiones de políticos. Que son los que no ven más allá de su nariz ni del momento. Por lo que toman decisiones solo para salir del paso que causan mucho daño a futuro.

El aeropuerto no esta saturado sino estrangulado porque políticos de visión corta y estrecha invadieron los espacios que tenía reservados para poder crecer y satisfacer el aumento de la demanda. Ciegos, ignorantes e inconscientes políticos, han puesto en el espacio de reserva del aeropuerto una unidad habitacional para damnificados del temblor del 85 y hasta un basurero. Se creen genios que encuentran espacios desperdiciados, cuando el desproporcionado costo del NAICM lo único que mide con precisión es el tamaño del error de aquellos políticos. Si no se hubiera invadido la reserva del aeropuerto. Se hubieran podido construir todas las nuevas pistas y terminales necesarias en los terrenos del mismo aeropuerto.

Otra, acabo de ver en Milenio que “la falta de subsidio ahorco al aeropuerto de Toluca”. Lo que es una mentira de político. Lo que tiene ahorcado al aeropuerto de Toluca es que también, políticos “genios”, invadieron los terrenos del aeropuerto para otros usos cuyos beneficios resultan insignificantes frente a lo que va a costar resolver los problemas que causaron.

Otra más, ahora andan de habladores presumiendo al “nuevo puerto de Veracruz”. Y ¿saben cual es la razón por la que fue necesario gastar todo el dineral que se tuvo que gastar para construir un nuevo puerto? ¡Exacto! Adivinaron. Porque políticos genios se apropiaron de los terrenos que eran la reserva del puerto para crecer y les cambiaron el uso de suelo de portuario a habitacional. Por lo que donde debería haber instalaciones portuarias hay casas.

Otra, la Cuenca de México también se encuentra contra la pared por innumerables malas y torpes decisiones de políticos “genios”. La lista de errores en la cuenca es tan grande que solo les digo que pueden encontrar un pequeño resumen en el libro ¿A Donde Vamos, México? ¡Fe de erratas del desarrollo nacional!

Es un error que los políticos decidan en asuntos del mundo material, porque son competencia de una práctica profesional (no de tecnócrata, técnico, especialista, híper especialista, experto, mercenario ni  mercader) y porque resultan negocios checos o errores garrafales que en todo caso perjudican a la sociedad en forma desproporcionadamente mayor a los ínfimos y estrechos beneficios de poco alcance y corto plazo que buscan.

Lo que afirmo, como todo en el mundo material, es verificable. Me consta la situación de los aeropuertos, de cuando andaba proyectando pavimentos de aeropuertos, en mi etapa de geotecnista y lo del puerto de Veracruz lo pueden ver en el libro “El Desarrollo Costero de México” del Ingeniero Roberto Bustamante Ahumada. Y demasiados errores políticos en la Cuenca de México y la situación física nacional los encuentran en el libro ¿A Donde Vamos, México? ¡Fe de erratas del desarrollo nacional!

Zapatero a tus zapatos. Y los zapatos de los políticos no son el mundo material ni la frontera de contacto de la sociedad con la Naturaleza. El país mantiene Universidades e instituciones de educación superior y anualmente oleadas de jóvenes se “preparan” en una formación profesional, en la que buscan adquirir conocimientos privativos, para terminar integrándose a un grupo de personas que ni puede desarrollar todas sus capacidades ni llevar sus conocimientos hasta sus ultimas posibilidades, porque los limitan a calcular y materializar los delirios que conciben legos, ni aportar al país los beneficios de orientar el rumbo sobre el discernimiento y la razón, ni siquiera obtener una retribución decorosa por su esfuerzo, porque las decisiones las toman los menos preparados, los que menos saben y que a la mejor… a los que menos les importa.

Otros artículos sobre el aeropuerto

http://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1443-rechazo-por-angel-pujalte-pineiro

http://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1669-polemica-por-angel-pujalte-pineiro-la-inteligencia-nacional

http://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1843-ya-se-debe-tapar-el-paso-a-los-lambiscones-y-mercenarios-que-se-ostentan-como-ingenieros

http://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1927-aeropuerto-por-angel-pujalte-pineiro

https://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1970-interesante-por-angel-pujalte-pinero

Sigo trabajando en el libro “Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos”. El análisis de una ley que funciona como herramienta predilecta de corrupción, por su impunidad y la cuantía de los recursos que permite desviar. Por lo que he dejado pasar muchas cosas, pero no podía dejar pasar esto.

https://angelpujaltepineiro.com/ , Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos, El descalabro de la razón y Geopolítica, la hermana perversa de la Ingeniería Civil.

https://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/2064-resena-y-consecuencias-de-una-consulta-simulada-que-solo-aterriza-confusiones

Punto crucial de AMLO

oct 2018

¿Con quién va a quedar bién?

Va a estar interesante averiguar que va hacer el presidente electo Andrés Manuel López Obrador. Después de hacer lo fácil, que fue ganar la presidencia de la Republica, ahora viene lo difícil, que va a ser cruzar los seis años de su sexenio sin que se le haga bolas el engrudo.

Como con gran claridad dijo Slim, no es lo mismo ser borracho que cantinero. Y es problemático materializar en el mundo real muchas de las propuestas de campaña. Ya encontró conflictos con la idea del perdón. Los parientes de las victimas reclaman que antes del perdón debe haber justicia. Lo que es incontestable.

Un detalle que el presidente electo debe tomar en cuenta es que una gran parte de la gente que cruzo su nombre en las boletas electorales, en realidad no votaron por él ni por sus propuestas. Sino que votaron en contra del PRI, PAN y PRD. Lo que quiere decir que esta sentado en un polvorín.

En una esquina están los que si votaron por él, con la esperanza de que cumpliera sus propuestas de campaña. De las que muchas son impracticables. Como bajar el costo de las gasolinas, regresar al ejército a los cuarteles o pacificar al país y bajar la delincuencia con pura buena voluntad. Otros votaron por él porque esperan beneficios personales. Estos que son su verdadera base corren el peligro de desencantarse. Y puede que reaccionen peor que contra el PRI, PAN y PRD, porque esos por conocidos se puede decir que no engañaban a nadie.

En otra esquina están los que cruzaron su nombre pero que no votaron por él ni por sus propuestas. Estos que son un grupo que los relaciona estar en franca rebeldía. No se puede creer que se contenten y calmen con haber sacado de la cancha a los tres que ya eran insufribles. Lo más probable es que después de probar sangre y haberse deshecho de los villanos tradicionales, estan muy susceptibles y van a tratar de ejercer su nuevo poder para desquitar el más mínimo disgusto con el nuevo.

Lo que asombra es la clarividencia de López Obrador. Que advirtió que si soltaban el tigre a ver quien lo vuelve a amarrar, porque él ya no iba a volver a amarrarlo. Yo creo que esperaba que alguien más ganara y le tocara a otro amarrarlo. Y que nunca se esperó que él fuera el que soltara al tigre y que él fuera el que debía amarrarlo.

Yo admiraba la inteligencia de AMLO que había encontrado un nicho en el que tenía muchos derechos y casi ninguna obligación. Quizá no tomó en cuenta la involuntaria colaboración de los adversarios y el hartazgo de la sociedad. Y ahora debe resolver el lance con un equipo variopinto que incluye descartes, impresentables, oportunistas y vivales. Una forma de desordenar una organización es hacerla crecer muy rápido. Y Morena creció vertiginosamente.

El problema es que las consecuencias de todos los pollos que no se le cocinen las va a pagar, como siempre, la sociedad.

Sigo trabajando en el libro “Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos”. El análisis de una ley que funciona como herramienta predilecta de corrupción, por su impunidad y la cuantía de los recursos que permite desviar. Por lo que he dejado pasar muchas cosas, pero no podía dejar pasar esto.

https://angelpujaltepineiro.com/ , Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: Ley de Obras Públicas, fundamentos y complementos, El descalabro de la razón y Geopolítica, la hermana perversa de la Ingeniería Civil.

https://grillaenelpoder.com/31/index.php/columnas/columnistas/1970-interesante-por-angel-pujalte-pinero

Diagnostico del gobierno y de la ciudad en el 2003

Contenido

Personalidad;                                                                                                                2

Estrategias Generales;                                                                                                 3

Manipulación de su imagen;                                                                                      3

Manipulación de su propuesta;                                                                                3

Comportamiento real;                                                                                                 4

Verdadero propósitode los puentes, segundos niveles y remozamiento del centrohistórico;                                                                                                            5

Abandono de Responsabilidades;                                                                            7

Problemas de la ciudad;                                                                                             7

Problema del Agua Potable                                                                                        7

Problema del Drenaje                                                                                                 8

Presas del Poniente                                                                                                     8

Drenaje Superficial                                                                                                      9

Drenaje Profundo                                                                                                        9

Problema Sísmico                                                                                                     10

Contraposición con acciones obligadas de beneficio a la ciudadanía           10

Arbitrariedades;                                                                                                        11

El Problema del Transporte de la ZMCM;                                                            13

Insuficiencias y dislates de la justificación de los segundos niveles que presenta el Gobierno del Distrito Federal;                                                                                14

Personalidad

El Jefe de Gobierno es un autócrata. Su ocupación monopólica del poder determina su falta de cuadros preparados, ya que se rodea de:

Imágenes patéticas de apariencia abasial que  conmueven a la gente ingenua, pero incompetentes para organizar o tomar decisiones. Así tenemos un procurador y un secretario de gobierno de apariencia bondadosa. Cualquier emergencia en sus campos de responsabilidad exhibe esta deficiencia.

O comparsas incondicionales que en vez de orientarlo o tomar decisiones se dedican a cumplir y respaldar sus caprichos. Como es el caso de la Secretaria de Obras y la del Medio Ambiente

         El manejo autocrático y sus cualidades personales determinan un gobierno con una gran destreza en el manejo de la palabra e incompetente en el manejo de la acción.

De ahí que toda emergencia o eventualidad fuera de rutina exhibe la total falta de capacidad de previsión, reacción o cualquier forma de respuesta del gobierno. Como lo demuestran los linchamientos que ha habido.

         Su principal fortaleza es el manejo propagandístico audiovisual enfocado a la masa sin capacidad de lectura ni análisis.

Estrategias Generales

Manipulación de su imagen personal

Aprovecha la torpeza, pusilanimidad e ineficacia del gobierno federal con un ataque constante en el que exhibe su debilidad y escasa capacidad, presentándose por contraste a sí mismo, con una imagen de firmeza y solidez, que capitaliza entre la población cansada de la retórica y en conjunción con su pose paternalista impacta a los humildes, dependientes y marginados.

Reniega de todo sin definir ninguna postura, su actitud essiempre negativa, de reacción “en contra de”; con una pose antitética que capitalizaaglutinando a los resentidos sociales de cualquier ideología.

Manipulación de su propuesta

Es un proyecto anodino plagado de reivindicaciones comunes, en el que prevalecen los aspectos ideológicos y propagandísticos sobre los aspectos prácticos. Lo presenta con simpleza y vaguedad conceptual pero con una fuerte carga emocional: “primero los pobres”, “defensor del pueblo”, “rayo de esperanza”. Desarrolla una iconografía portentosa con una retórica basada en palabras que representan valores asequibles y deseables como “orden”, “seguridad”, “progreso”, “bienestar”, “la mayor obra del sexenio a nivel nacional” o promesas ambiguas basadas en conceptos abstractos de los que cada quien tiene su propia interpretación como la “justicia” o “el cambio”. Todo lo que deviene en una simbología romántica que imbuye ideas políticas mágicas cuya constante reiteración la hace familiar, por lo que ya no se cuestiona, pero con la que crea expectativas inconscientes de la posibilidad de alcanzar un mejor nivel de vida a partir de cambios sustantivos en la economía y política.

Comportamiento real

Ha desarrollado un sistema clasista y duplicidad política manipulando y enfrentando a las clases media y baja, mientras beneficia a los grupos de poder.

         Establece con los poderes económicos una alianza oculta, a los que oferta su capacidad de dominar mediante la seducción a la masa, mientras les abre todas las puertas y les quita todo obstáculo para que especulen a placer, principalmente especulación inmobiliaria.    Del respaldo a los especuladores obtiene financiamiento y refuerzo a su imagen de capaz y decidido mientras la sociedad paga la caridad que distribuye y los beneficios de los negocios que realiza. Negocios en que los beneficios de unos cuantos provienen de encarecer el costo de administración de la ciudad, que requieren para funcionar del subsidio público, por lo que se pueden considerar un traslado directo de subsidios públicos a especuladores. (Subsidio al agua, electricidad, sobre costo de un drenaje que funciona en base a bombeo); manteniendo en total abandono los problemas de la ciudad que como administrador son su responsabilidad atender: drenaje, abastecimiento de agua, vialidad, basura, medio ambiente, edificios dañados por sismo.

Propósito verdadero de los puentes, segundos niveles y remozamiento del centro

         El propósito de estas obras es incrementar el plusvalor de las propiedades que el Gobierno del Distrito Federal ha vendido. Es decir, para beneficiar a los especuladores con los que se ha asociado en detrimento de la sociedad.

         Primero vendió más de cien edificios propiedad de la ciudad en el centro histórico a un precio y arreglo desconocido por manejarse oculto en un fideicomiso. Después, con cargo al presupuesto de la Ciudad, emprendió las obras de remozamiento del centro para incrementar el valor de las propiedades que vendió, en beneficio directo de los nuevos propietarios.

         El caso Giuliani lo esclarece. No lo trajeron por cuestiones de seguridad de la población, sino porque multiplicó por cuatro el valor de los inmuebles de Nueva York. Lo hizo creando una zona de seguridad libre de precaristas. Para lograrlo cercó los parques y lugares donde se refugiaban, incluso el Central Park, después les echo encima a la policía hasta que los corrió a todos de Manhattan, con lo que creó una zona elitista, lo que elevó 4 veces el valor de la propiedad y rentas.

         Modelo que no funciona en el centro histórico de la ciudad de México porque implica cercar desde Chalco hasta Ecatepec. Esta ciudad no es una isla. Pero encontró las islas en donde formar la zona elitista de alta seguridad y alto valor para poderosos, en las cimas de los cerros del poniente, que no se habían podido poblar por inaccesibles.

         Hacer accesibles estas islas es la verdadera razón de la construcción de los puentes del poniente, darles salida es la del distribuidor de San Antonio y del segundo nivel del periférico, comunicarlos con el aeropuerto es el propósito del segundo nivel del viaducto.

         Lo que realizó a costa de bloquear los últimos lugares por donde se recargaba el acuífero de la Cuenca, incrementar el número de pobladores, la demanda de servicios y agudizar el problema más crítico de la Ciudad que es el agua. La que por un lado cada día se tiene que extraer mayor cantidad y de estratos más profundos (oneroso), lo que a su vez acelera el hundimiento de la ciudad (destruirla) y la otra opción es importarla de cuencas vecinas lo que también es un problema creciente. El costo de subirla a los nuevos fraccionamientos también será con cargo a la ciudad.

         Los efectos del favoritismo a la especulación inmobiliaria para elitistas, complica los problemas de la ciudad (agua, drenaje, basura, vialidad) y los sobrecostos los van a terminar cargando los subsidios. De ahí que prácticamente sean traslados directo de subsidios públicos al bolsillo de especuladores.

         Otra acción con la que ha beneficiado a especuladores inmobiliarios y a industriales de la construcción en perjuicio de la ciudad ha sido el obsequio indiscriminado de licencias para la construcción de edificios en las delegaciones centrales, permitiendo y propiciando edificaciones multifamiliares en terrenos que eran unifamiliares, sin recato por los problemas de saturación en la vialidad, basura y drenaje o falta de abasto de agua y electricidad.

Abandono de responsabilidades

Problemas de la ciudad

         Ha abandonado, descuidado, complicado y dejado crecer problemas graves, a saber:

         Todavía existen más de cinco mil edificios dañados por el sismo de 1985 que no se han reparado y que representan un riesgo grave. Unos se usan como bodegas y otros se encuentran habitados por precaristas (Frente Francisco Villa o ambulantes).

         La saturación de la vialidad efecto de sus obras faraónicas y otorgamiento indiscriminado de licencias de construcción complica la prestación de los servicios de urgencia que el gobierno presta por las vialidades: policía, ambulancias, bomberos.

         Este bloqueo en la circulación propicia la creación de zonas en las que prospera la ilegalidad y economía informal: caciquismo, venta de armas, droga, piratería y contrabando. Antes la ínsula inaccesible era solamente Tepito, hoy hay muchas y enormes como Iztapalapa.

         Los problemas de Protección Civil los causa el mismo gobierno. Su falta de atención al drenaje es lo que ocasiona que cada temporada de lluvias se inunden grandes extensiones territoriales donde vive mucha gente de escasos recursos. Cometiendo una gran injusticia con esas familias humildes que pierden sus muebles y electrodomésticos antes de terminar de pagarlos.

Problema del Agua Potable

El gobierno del Distrito Federal ha seguido una política de densificar las zonas centrales de la ciudad, sin tomar en cuenta los datos siguientes:

         La ZMCM consume cerca de 70 m3/seg., de los cuales, a grandes rasgos, la mitad se importa de cuencas aledañas (Cutzamala, Lerma y Chiconautla) y la otra mitad se extrae del subsuelo. De los 6,850 millones de metros cúbicos que llueven al año en la Cuenca, el total que escurre se tira al drenaje. Es decir, se trata de una cuenca agotada por el mal manejo de sus recursos y en proceso agónico.

         La extracción del subsuelo es la que produce la deformación de la superficie y el hundimiento diferencial de varias zonas de la Ciudad. Lo que destruye a las construcciones en la superficie y disloca a las instalaciones subterráneas. De acuerdo a lo anterior no se deberían permitir más licencias de construcción dentro de la Cuenca, cambio de lotes unifamiliares a multifamiliares, construcción de edificios (Torre Mayor), urbanización de áreas nuevas, etc.

Problema del Drenaje

El gobierno del Distrito Federal ha descuidado el mantenimiento del sistema de drenaje de la Cuenca, y no se ven acciones para solucionar un problema que crece y complica:

Presas del Poniente;

         Se han abandonado las presas del poniente, cuyos vasos y derivaciones se encuentran invadidas por precaristas, por lo que poner a funcionar el sistema como fue pensado implica matar a mucha gente. No ponerlo a funcionar es lo que ha producido las inundaciones en los años pasados en avenida Revolución, Molinos, Barrilaco y Axiomatla.

         La capacidad de regulación también la reduce un inadecuado procedimiento de retiro de azolves. El azolve se traspalea de la parte baja a la alta dentro del mismo vaso. Con lo que se logra que la siguiente lluvia lo regrese a la parte baja.

         Estas obras se construyeron para regularizar agua de lluvia pero se están utilizando para captar aguas negras de las colonias adyacentes. Lo que además de disminuir aún más la capacidad del vaso, aumenta los azolves e impide aprovechar el agua de lluvia.

Drenaje Superficial

         La capacidad del drenaje superficial no se ha adecuado a la densificación urbana, con el agravante de que conduce tanto aguas negras como de lluvia, por ello es frecuente que se rebose, con lo que inunda a las colonias y disemina insalubridad

         El sobre bombeo del acuífero ha producido hundimientos diferenciales que han deformado la red de drenaje invirtiendo los flujos, dislocando y rompiendo tuberías, las cuales vierten aguas negras hacia el subsuelo. También agrieta la arcilla del valle por donde las fugas de agua negra pueden alcanzar el acuífero. Es posible que se produzca una epidemia de grandes proporciones.

Drenaje Profundo

         Se diseñó como vertedor de demasías del agua de lluvia. Actualmente se utiliza para sacar gran parte de las aguas negras del Valle, debido a que el Gran Canal del Desagüe ya no está en funcionamiento porque el hundimiento de la ciudad invirtió su flujo.

         El Emisor Central presenta problemas (taponamiento y destrucción del recubrimiento) y no se le ha dado mantenimiento desde los años 80, algo que por diseño requiere anualmente.

         Las inundaciones de las colonias en la zona de Santa Martha, son evidencia del mal estado en el que se encuentra el sistema de Drenaje Profundo

El Problema Sísmico

De acuerdo al Instituto de Ingeniería de la UNAM, se espera un sismo de grandes proporciones producto de la liberación de energía de la Brecha de Guerrero. Este sismo afectaría principalmente a dos ciudades Acapulco y México.

         Para el caso de la ciudad de México como consecuencia del sismo de 1985 por lo menos existen documentados y sin repararse más de 5000 edificios que se dañaron. Por otra parte el hundimiento y agrietamiento de la arcilla efecto de la sobre extracción de agua cambia el comportamiento del subsuelo por lo que edificios que no resultaron afectados en sismos anteriores pueden ahora dañarse. Lo preocupante es que no exista un programa del gobierno de la ciudad para atender este problema, como lo hubo en gobiernos anteriores.

Contraposición con acciones obligadas de beneficio a la ciudadanía

Privilegiar el transporte público y desalentar el uso del automóvil.

Unir las puntas del Metro.

Reordenar el transporte colectivo superficial (trolebús y autobús) con circuitos estudiados y tiempos controlados.

Romper cuellos de botella abriendo nuevos pasos en viaducto y periférico.

Terminar los puentes del Circuito Interior.

Abrir nuevos ejes viales para dar una solución distributiva al tránsito en vez de una concentradora.

Rehabilitar a los barrios para hacer más habitable a la ciudad, se ha privilegiado la construcción de vivienda y se ha abandonado a los servicios y espacios que hacen habitable a un lugar, con acciones como:

Construcción de parques nuevos. En vez de densificar la ciudad se debe desconcentrar y abrir espacios para que la población se reúna y pasee.

Construcción de mercados. Espacios para albergar a los comerciantes itinerantes del mercado sobre ruedas y a los ambulantes.

Construcción de zonas culturales; cines teatros bibliotecas.

Propiciar la creación de centros de trabajo de todo tipo, cercanos a las zonas habitacionales.

Arbitrariedades

Al gobernador de la Ciudad, la sociedad lo contrató para cumplir y hacer cumplir la ley. Sin embargo él ignora lo que es el Estado de Derecho y confunde su opinión con el derecho del Estado. Por eso sus acciones resultan caprichosas.

Como jefe de gobierno no puede emitir Bandos

Ninguna de las obras que ha emprendido se encontraba contemplada en el Programa Director para el Desarrollo Urbano del DF. o en los Programas Parciales.

Ninguno de sus actos cumple con el mandato del artículo 134 Constitucional que ordena que los recursos se manejen con eficiencia, eficacia y honradez, de ahí que debe:

Transparentar el Fideicomiso con el que oculta los arreglos con los que vendió propiedades de la ciudad (los edificios en el centro histórico y las cumbres de los cerros del poniente).

Transparentar el fideicomiso con el que maneja las plazas propiedad de la ciudad evitando que los gastos los cubra la ciudad y se oculten los ingresos.

Transparentar el manejo de la Policía Auxiliar, que es un ente que para unas cosas es público y para otras privado, a modo de comprobar que los gastos no los cubre la ciudad y los ingresos desaparecen.

Construcción de segundos niveles y puentes del poniente sin ninguna justificación que cumpla con el artículo 134 Constitucional.

El Problema del Transporte de la ZMCM

De acuerdo al INEGI la estructura del Transporte en la ZMCM, es la siguiente:

La Unidad de medición es porcentaje de viajes-persona-día

Medio%
Microbús55.2
Automóvil17.6
Metro13.0
Autobús6.7
Suburbano3.5
Taxi2.6
Otros0.9
Trolebús0.6

De la tabla se desprende que menos de la quinta parte de las personas que se trasladan en la ciudad lo hacen en automóvil

         De esa quinta parte de un 25 a un 30 % son usuarios del periférico, lo que viene a ser un 5 % de las personas que se transportan. Las otras vías que participan en el traslado de usuarios en la dirección N-S son el Eje 3 Ote, Calz. de Tlálpan, Eje Central, Cuauhtémoc. La más demandada de todas es calzada de Tlálpan. Quiere decir que el segundo nivel del periférico en el mejor de los casos solo beneficia a un 5 % de los usuarios.

         Los datos anteriores se debieron tomar en cuenta para la toma de decisión de realizar el segundo piso en el periférico, pero no fue así. De ahí que el 99 % de la inversión en vialidad se destinó a beneficiar a tan solo el 5 % de los usuarios.

Insuficiencias y dislates de la justificación de los segundos niveles que presenta el Gobierno del Distrito Federal.

No exhiben un estudio serio de los costos – beneficios del proyecto en cuestión. La documentación emitida por el Gobierno del Distrito Federal presenta incongruencia entre los datos en un mismo y entre los diversos documentos que han emitido, así como de la carencia total de sustento de las conclusiones, información y datos que manejan. No muestran datos de aforo ni de horarios, se confunde recuperación de la inversión con beneficios a la población, no presentan datos precisos del costo y no dan un parámetro para medir el valor agregado para los usuarios.

1.-     Ahorro de combustible 4.75 millones de litros. (Este dato no se sabe si es promedio o puntual, anual, mensual, diario y de que días). Otro documento establece que se dejarán de consumir 19 millones de litros de gasolina en el primer año de operación. A un costo de $ 6.50 el litro corresponde a un ahorro anual de 123.5 millones de pesos. Lo que viene a ser el 4 % del total de la inversión.

         Conclusión: aceptando sin conceder estos números, esta obra se amortizaría bajo el punto de vista del usuario en 25 años. Sin embargo se basa en pensamiento simplista que no considera la caída de los beneficios por la saturación ocasionada por el crecimiento del tráfico en ese periodo. Es decir calcular la vida útil en base al tiempo de saturación.

2.-     De acuerdo a los números del Gobierno del Distrito Federal el ahorro en horas hombre es de 1.04 o de 4.17 millones de horas hombre dependiendo del documento que se consulte.

         El Metro transporta 3 millones de personas al día, suponiendo que cada persona consuma 1 hora, el tiempo de ahorro al año es menor a las horas hombre que el Metro transporta en un día. Es decir cualquier mejora en el Metro (como unir las puntas o completar las líneas) produce un beneficio desproporcionadamente mayor.

3.-     De acuerdo a los números del Gobierno del Distrito Federal la superficie construida corresponde a 17.8 hectáreas.

         Este proyecto daña el diseño urbano y ocupa grandes espacios En el transporte subterráneo esta afectación no existe.

         Con el concreto depositado en las obras del segundo piso (sin considerar a las columnas ni cimentaciones) se hubiera podido pavimentar con concreto hidráulico más de 60 kilómetros de vialidades, abatiendo los costos anuales de mantenimiento de pavimentos de la Ciudad.

4.- El Gobierno del Distrito Federal en un documento prevé la disminución de la emisión de contaminantes en 5,592.3 toneladas al año y en otras 30,000 toneladas al año. De acuerdo al CONAFOVI la emisión de contaminantes es del orden de los 3 millones, por lo tanto el beneficio esperado es de tan solo del 1 % del problema

Aceptándo sin conceder, el Gobierno del Distrito Federal no aclara como calculó sus cifras. Pero habría que esclarecer la forma en que un número mayor de motores encendidos produzca una cantidad menor de contaminación. El parque vehicular disponible rebasa la capacidad de las vialidades y es esta capacidad la que limita su uso. Al ampliar la capacidad de las vialidades se pone a circular y a contaminar un mayor número de vehículos.

Certificación del Malinchismo

El Universal reporta la entrega por parte de The Financial Times de tres certificados al Jefe de Gobierno, que acreditan a la Ciudad de México como la cuarta entre las cinco de mejor potencial económico; la cuarta entre las cinco primeras en la relación costo-eficiencia, y la octava entre las 10 grandes capitales del futuro.

La forma de presentación es tramposa para engañar incautos. Lo aclara darse cuenta de la confusión de puntos de vista. A saber revuelven enfoques donde solamente debiera haber uno. Porque el señor jefe de gobierno es empleado de la población, contratado para que trabaje para beneficiar a la población. Lo recuerdo porque intercambiar bienes y personas en esta capital es complicado y empeora. De la agilidad de los intercambios e interacciones depende el bienestar individual, familiar y las actividades productivas… de la población. No así de los que desde lejos cambian oro por vidrio, a los que no les importa la forma en que viva la gente en donde hacen jugosos negocios.

Según el jefe de gobierno el reconocimiento es:
a) El resultado del trabajo de la administración local ¿Haciendo qué?
b) De hacer de la ciudad una entidad mas competitiva, reductiva y sustentable.

La idea general de competitiva y sustentable la tengo, y sobre la ciudad es un muy buen tema de discusión, lo que no sé que quiera decir es el quizás lapsus de “reductiva”, tal vez por la forma en que aplasta y reduce a la población, en fin que eso, señala el jefe de gobierno
c) Nos debe comprometer a que cada vez lo hagamos mejor, que tengamos una ciudad cada vez más competitiva porque eso significa prosperidad y demuestra que muchas de las medidas que hemos tomado para hacer un gobierno eficaz y más equitativo es reconocido, enfatizó. El mandatario capitalino remata con un guayabazo a la población al considerar
d) Que estos certificados ganados representan un reconocimiento para los capitalinos y para quienes hacen posible una mejor economía.

Falta aclarar quiénes son esos que hacen posible una mejor economía y cuál.
El editor del diario especializado en temas económicos-financieros, aclaró que la metodología consistió en una extensa investigación y diversas encuestas aplicadas en 108 ciudades en Norteamérica, de donde los jueces consideraron 60 criterios para evaluar el potencial de una ciudad para atraer proyectos de inversión. Y que la relación costos-efectividad, mide los trámites y la facilidad para hacer negocios.

Entonces resulta de una encuesta en 108 ciudades norteamericanas que mediante los trámites y facilidad para hacer negocios, evalúa el potencial para atraer proyectos de inversión. Viéndolo así, parece el perro ovejero al que premian los lobos y lo presume como reconocimiento de las ovejas.
Es la cuarta ciudad entre las cinco de mejor potencial económico o promesas de negocios para extranjeros; la cuarta entre las cinco primeras ciudades en la relación costo-eficiencia de los negocios foráneos, y la octava urbe entre las 10 grandes capitales del futuro, que consideran mejorarán las utilidades.
Las sociedades avanzan en la medida en que se organizan, y retroceden en la medida en que se desorganizan. El problema fundamental del país es su desorganización, de la que es parte esencial la confusión de roles y propósitos. Por eso, si me lo permiten, voy a publicar el estudio de una casuística para encontrar el subdesarrollo en la visión del mundo y las conductas desviadas de los protagonistas. Casos hay para tirar para arriba, pero el de moda es la Torre del Bicentenario que, además, cae como anillo al dedo para ver a la cara la verdad.
*Ingeniero Civil»

 

http://grillaenelpoder.com.mx/archivo_1/modules.php?name=News&file=article&sid=3273

Sorprendente Oficialía de Partes de la Presidencia

enero 2014

Sorpresas

Hoy jueves 23 de enero me lleve varias sorpresas cuando me presenté en la que creía la Oficialía de Partes de la Presidencia de la República en Palacio Nacional. La primera es que me aclararon que no era la Oficialía de Partes, pero que de todas formas me recibían mi correspondencia.

La segunda novedad es que no me dejaron entrar “porque había gente adentro y tenía que esperar a que salieran”. Les avisé que lo haría en la banqueta de enfrente porque el sol da de lleno en la banqueta de la puerta y no hay donde cubrirse ni sentarse. Y en esas estaba cuando llegó otro amigo, también a dejar correspondencia, con el que repitieron el procedimiento y se me sumó en la sombra de la banqueta de enfrente.

No sé a que asunto traía, pero estaba enchilado. Después de unos minutos estalló diciendo que solo quería que le recibieran su documento y le sellaran su acuse de recibido y que se le hacía excesiva la espera. También parece que “unos militares” (o Policías Federales, no vi militares) lo acababan de molestar en la esquina, porque les pareció sospechoso, eso dijo y no me consta ni a mi me molestó nadie.

Pero acabó abortando su intento y se marcho apenas un minuto antes de que salieran unas personas y los policías me hicieran la señal que pasara. Al entrar a la oficina encontré a una muy agradable y amable chamaca. Quien me atendió con toda consideración y gentileza. Y mi trámite habrá tardado cuando mucho cinco minutos.

No sé si le hagan caso a mis asuntos, pero la diferencia en el trato es notable. Por la pura amabilidad y sonrisa de la joven mujer salí fascinado (como el jibarito) loco de contento a seguir repartiendo documentos en otras dependencias.

Lástima que mi enchilado cuate no se esperó, porque estoy seguro que la diferencia en el trato también le hubiera cambiado el humor.

Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/component/blog_calendar/2014/01/26?Itemid=

Opaca manipulación en la Cámara de Diputados

noviembre 2013

Increíble democracia en la «casa del pueblo»

Igual que lo había hecho muchas veces. El miércoles 20 de noviembre me apersoné en la puerta uno de la cámara de diputados para entrar a entregar correspondencia a varias comisiones. Y uno de los trajeados de la entrada, me “instruyó” que debía entregar toda la correspondencia en la Oficialía de Partes, que “casualmente” está del otro lado de la cámara, en la puerta siete.

Me molestó la ligereza con la que alteran la vida ajena, al cambiar sin previo aviso lo establecido con anterioridad, pero me regocijó la idea de entregar toda la correspondencia en un solo lugar y ahorrarme la peregrinación por interminables pasillos de montones de edificios, para entregar cada documento en cada comisión a la que corresponde.

Con esa ilusión me consolaba mientras, sorteaba barricadas y caminaba en el rayo del sol para dar la vuelta hasta el otro extremo de la “accesible” camarita. Para llegar y enterarme que en efecto, allí hay una Oficialía de Partes. Pero no es una Oficialía de Partes de la “Cámara de Diputados”. La que al parecer carece de una propia y de todos. Sino que se trata de una Oficialía de Partes que es exclusiva del Partido Revolucionario Institucional y el Club de Toby. Y que también tanto el PAN como el PRD, cada quién tiene su propia y exclusiva Oficialía de Partes.

No sé porque creía que la cámara era de todos. Que lo de los partidos políticos era una moda que solo existía en época de elecciones, ya que esas distinciones pierden todo sentido cuando se trabaja por el bien común, por la sociedad. Como debe hacerlo un servidor público, que no cobra por atender intereses particulares, como los de un partido, grupo, mafia o club.

Como también creía que toda dependencia de gobierno debe tener una oficina abierta y accesible las 24 horas de los 365 días del año, para recibir documentación y correspondencia. Pero parece que tampoco es cierto. Regresé a la puerta uno a intentar entrar a entregar papel por papel en comisión por comisión y tampoco se pudo.

Por una comparecencia no se podía entrar a entregar correspondencia a las comisiones. (No encuentro la relación, pero las comparecencias inmovilizan a la correspondencia). (¿Y viceversa?) Que “regrese el viernes a ver si hay suerte, porque el jueves seguro tampoco se va a poder” (pasar y por lo mismo no se puede entregar correspondencia).

No soy ingenuo. El problema de la comunicación con el gobierno no nace ni muere con que se limpien la cola con la correspondencia, eso es posterior al triunfo que es necesario para entregarla. Pero no se espanten porque es apenas un pequeño atisbo al subdesarrollo. Al ridículo de la formalidad tercermundista.

Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.