Ignorantes manipulan la opinión pública

julio 2014

Palos de ciego

Llama mucho la atención el enorme sesgo, desviación o error que es común en la mayoría de las interpretaciones del mundo real. Que se tratan como verdades indiscutibles. Pero que no pasan de mitos creados para convencer a ignorantes, que para descifrar con precisión y exactitud la verdad.

Estos errores de opinión pública principalmente corresponden a dos tipos: por basarse en información equivocada, a la que después en forma infructuosa se quiere purificar con la disciplina y rigor de algún tratamiento. Y otra familia de equívocos es aquella en la que la información es verdadera pero se le procesa con una lógica equivocada o un tratamiento impertinente.

El fenómeno es una inconveniente tara en el orden social, que solo puede producir perjuicios, estancamiento y retroceso social, pero el acostumbramiento de nuestra sociedad lo hace ver como algo normal, en el sentido de que esa manera de proceder es válida y correcta. Me reclamarán que no cierro un montón de frentes que he abierto, pero los hechos no cambian y me parece más oportuno desarrollar esta arista de la problemática nacional, que concluir otros temas como la geopolítica, que pueden esperar.

Solo como introducción pongo ante la atención del respetable la propaganda publicitaria desatada alrededor de la reforma y leyes secundarias para controlar a los monopolios de televisoras y telefónica. La campaña publicitaria pretende imponer como “verdad”, que las reformas son un pago de favores del Presidente Enrique Peña Nieto a Televisa, a la que beneficia en vez de perjudicar y que vulnera a Carlos Slim, también, únicamente para beneficiar a Emilio Azcárraga (así todo personalizado).

Pero resulta que las cuentas no cuadran. Sin profundizar en la consistencia y valor de razones y argumentos a favor y en contra. Lo que llama la atención es que las acciones de Slim se fueron para arriba y las de Azcárraga para abajo.

Será que los opinadores, expertos, especialistas y comentaristas, saben algo que ignoran los callados inversionistas. Lo que no creo. Los inversionistas viven de acertar en el mundo real y no de manipular la opinión de nadie. Mientras la estupidez, la creencia fácil y la irresponsable ignorancia entierren a la razón y lucidez, el país en vez de abandonar el terreno pantanoso de la irracionalidad, para dar pasos firmes en terreno sólido y dejar de dar palos de ciego.

Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/3893-mitos-angel-pujalte-pineiro