Señala malas disposiciones físicas del territorio nacional que obstaculizan el desarrollo y explica sus causas como consecuencias de errores, comportamientos políticos y profesionales torcidos, simulación institucional y normas irracionales, que denuncian los tres libros anteriores. Expone la tenaz incongruencia por la que el país despilfarra tiempo, esfuerzo y recursos y señala problemas de fondo que impiden que la sociedad avance y el país prospere.

Las primeras 180 hojas exhiben el ridículo que 80 «investigadores científicos» de 22 Institutos de Ingeniería, que por ostentarse como monopolistas de la inteligencia, demuestran su incapacidad e incompetencia sobre la práctica de la Ingeniería Civil.

El capítulo «Los pertrechos» repasa la historia de la Cuenca de México para mostrar el manejo que se le debe dar a un asentamiento para que opere como herramienta de bienestar y prosperidad material de los habitantes.

El capítulo «El esquema del mundo», recuerda el origen de la auténtica Ingeniería Civil y su compromiso con los ciudadanos y la evolución social. Descubre las situaciones físicas del país que causan el subdesarrollo y la mala distribución de oportunidades y rezago económico. Los principales obstáculos materiales para el bienestar y prosperidad material de los habitantes, la equidad e integración social, el desarrollo y prosperidad nacional.

Revisa la evolución de la organización del Ejecutivo Federal, desde la década de 1920 a nuestros días, para revelar cuatro intentos para racionalizar el desarrollo físico del país, que han sido frustrados. Y expone la necesidad de una Ley de la Planeación Física del Territorio, que en cumplimiento del tercer párrafo del Artículo 27 Constitucional, desconcentre y descentralice al país y equilibre la evolución material del desarrollo nacional.

El capítulo  «La ingeniería mental», contrasta y destaca lo diferente que son las capacidades que desarrollan las estructuras y facultades mentales de las diversas culturas y disciplinas profesionales y lo torpe y ciego que es tratar de suplantarlas.